VENEZUELA YA NO ES UN ESTADO DEMOCRÁTICO

0
63

Al señor Iglesias, no le gusta que se defiendan las libertades en Venezuela y señala que es “arrojar gasolina al fuego”.
Es decir, denunciar que en Venezuela se pase hambre, que se relacione claramente a importantes dirigentes del gobierno “chavista” presuntamente con el narcotráfico, que se detenga a persona por sus ideas, que se corte la señal de los canales de televisión que no gustan; es “echar gasolina al fuego”.
Hay que tener con perdón “cara dura”, para decir tal cosa y hay que estar muy preocupado de lo que pueda suponer clave interna para Podemos, la caída de Maduro.
En España, viven ahora exiliados voluntariamente, unos doscientos periodistas venezolanos, que han tenido que salir de su país por el ambiente irrespirable de falta de libertades y de respeto a los derechos humanos que se vive en Venezuela.
Venezuela, se ha situado a la cabeza de los países más insegura del mundo, según todos los informes, la vida no vale nada y lo que es peor el gobierno parece vivir feliz en esa situación de caos y desgracia.
No, señor Iglesias, no se echa gasolina al fuego, sino se denuncia un grave atentado a los derechos humanos.