UN AÑO EN BLANCO

0
114

Acabamos los años 2016, un año lleno de dificultades y violencia en el mundo, un año, en el que la recuperación no ha llegado por completo a España, aunque es verdad que las cosas han mejorado, sin embargo, no de forma suficiente.
El año 2016, ha sido un año en el que la falta de un gobierno con plenos poderes durante demasiados meses, ha frenado proyectos y muchas inversiones.
La nueva clase política como se autocalificaba ha demostrado no ser tal, sino más bien vieja y rancia, con lo mismo vicios y defectos de la anterior aumentados por un populismo insoportable.
Los problemas de fondo de España, siguen sin solucionarse: control de la deuda y déficit, un sistema fiscal acorde a las necesidades, reducción del peso de la Administración; en definitiva medidas a las que nadie quiere enfrentarse.
Es decir, ha sido un año en blanco en lo político. España, sigue sin encontrar una referencia ética y moral que entusiasme; parece que nos conformamos con el mal menor y así nos va con unos partidos anquilosados y mirando hacia sí mismo en vez de ser correas de transmisión de la sociedad.
A pesar de todo, no perdemos la esperanza; les deseamos con todo el corazón un feliz año 2017 cargado de los mejores deseos. Que el Señor les bendiga.