PROFECÍA DE SAN ANTONIO MARÍA CLARET SOBRE CUBA

0
46

A esta Sierra Maestra vendrá un joven de la Ciudad y pasara un corto tiempo cometiendo hechos muy lejanos a los mandamientos de Cristo, habrá inquietud, desolación y sangre, vestirá uniforme no tradicional, jamás visto en el país, muchos de sus seguidores llevaran rosarios y crucifijos colgados al cuello e imágenes de muchos santos junto a armas y municiones, este joven bajara de las estribaciones de la sierra maestra con barbas y muchas veces fumando un puro, será recibido con fervor por el pueblo cubano, al cual lo engañara. Lo dividirá y lo dejara sumido en angustias con mucho dolor y sangre.

La republica será entregada a un hombre que viene de un país muy lejano, que hablara un lenguaje que no es ni castizo ni romano. Con la riqueza de la isla Cuba entregara la soberanía y la independencia por la que hoy se lucha (se refería a la guerra de independencia.) Todos los cubanos serán presos y esclavos de un sistema maléfico.

Este joven gobernara por casi 4 décadas cercano a medio siglo, en ese tiempo habrá sangre mucha sangre, el país quedara desbastado, cuando se cumpla ese tiempo, ese joven que ya será viejo, caerá muerto y entonces el cielo cubano se tornara limpio y azul sin esta oscuridad que ahora me rodea.

Se levantaran columnas de polvo y otra vez la sangre anegara el suelo cubano por unos pocos días, sin embargo como dice el refrán “Después de la tempestad llegara la bonanza”, cuando esto ocurra, vendrá un estado de alegría, paz y unión entre cubanos, y la republica florecerá como nadie podrá imaginar.

Habrá un gran movimiento de barcos en las aguas, que de lejos las grandes bahías de Cuba parecerán ciudades enclavadas en el mar.

Habrá venganzas y revanchas entre grupos dolidos y otros codiciosos, que por corto tiempo empañaran de lagrimas los ojos.

Después de estos días tormentosos, lo mejor para Cuba estará por venir. Se erradicaran enfermedades, vendrá el arrepentimiento, se extinguirán falsas religiones, la fe Cristiana entrara en los corazones ateos.

Después de toda esta catástrofe que ahora veo, saldrá el arco iris, anunciando la paz y la prosperidad para todos los cubanos.

Cuba será la admiración de toda América, incluyendo la del Norte.