CUANDO LOS FOCOS SE APAGUEN

0
69

Cuando se apaguen definitivamente los focos y los micrófonos y las cámaras se recojan, cuando la última votación del Pleno de envestidura de Mariano Rajoy haya finalizado y el ego del los diputados quede ya colmado de tanta entrevista; los ciudadanos de a pie seguiremos trabajando, intentando llegar a fin de mes, intentando cobrar a los clientes, pagando nuestro impuestos y sufriendo la lucha de cada día.
La España nuestra, seguirá aumentando su déficit, recordamos en Julio ha llegado al 2.6 por ciento, ocho décimas más que el objetivo y la Seguridad Social seguirá aumentando el suyo, como ha sucedido a mes de Julio, con un 29,3 por ciento más que el año anterior.
Después de ver el bajo, muy bajo, nivel de nuestro políticos, que parecen “hooligans” en vez de personas responsables, los ciudadanos de a pie nos quedaremos con el mal ejemplo deparado por ellos, la mayoría, después de disfrutar un verano “a todo tren”, con su nómina ingresada a tiempo y sin preocupaciones de cobros y pagos, seguirán a lo suyo, es decir dividiendo, exagerando, cuando no mintiendo y pensando en sus estrategias y en su votos para la elección siguiente aquí o en el otro lugar.
Mientras, los medios de comunicación seguiremos riendo sus gracias y su irresponsabilidades y no les diremos que nos dejen vivir, que no nos molesten, que no nos dividan, que no crispen; seguiremos también siendo de cierta manera participes de su “show”.