MÁS ATENCIÓN PARA LOS PUERTOS DE CANTABRIA

Es así de simple: el futuro de Cantabria depende del crecimiento imparable del  Puerto de Santander y de la reapertura del Puerto de Requejada. Tenemos que acostumbrarnos a encumbrar a nuestras infraestructuras y servicios como se merecen. ¡Basta ya de mirar hacia el exterior, a lo que tienen y hacen otros!, y vamos a poner manos a la obra, ¡como si esta comunidad no supiera lo que tiene que hacer en todos los campos y terrenos!

 

 

Esta semana se celebra dentro del Club de Prensa un importante encuentro  para hablar de los Puertos de Cantabria, importaciones y exportaciones. En el mismo hablaran Jaime González, presidente del Puerto de Santander, Julio Cabrero, consejero delegado de la misma firma asentada en el Puerto de Requejada, y el consejero de Industria del Gobierno de Cantabria, Francisco Martín, un entusiasta de fortalecer a la región a través de la actividad imparable de sus puertos.

 

 

En unos momentos en los que no paramos de hablar del  futuro de nuestros hijos, de empleo, de recuperación, y de sentar las bases productivas e industriales de esta región, abordar que sus puertos son claves en todos los ámbitos resulta altamente positivo y gratificante. Pero tenemos la necesidad imperiosa de cambiar la mentalidad (todos) sobre lo que está en juego y el papel de esta sociedad para potenciar de verdad lo más cercano a nosotros. La mejor forma es no dejar de hablar mucho y bien de nuestros puertos, nuestras industrias, nuestros empresarios, y darles de paso el apoyo necesario. Muchas veces de trata sencillamente de saber realzar lo que tenemos, lo bien que se trabaja, y el esfuerzo que llevan a cabo los emprendedores, que son los que auténticamente sacan adelante esta economía. El Puerto de Santander y el de Requejada, con la importancia vital de esta zona para el reflotamiento de la Comarca del Besaya, son dos buenos ejemplos. Pues bien: vamos a mostrarles siempre la atención que merecen, el apoyo, y los cuidados precisos (inversiones públicas y privadas) para que sigan siendo bastiones de Cantabria.