Trece muertos, al menos, en el aeropuerto de Bruselas.

Al menos 13 personas han muerto, según la cadena de televisión VTR, y otras 35 han resultado heridas en este punto, donde las autoridades de seguridad han hallado una tercera bomba que no ha sido activada. Estas cifras parecen también confirmadas por la fiscalía belga. El caos en el aeropuerto de Bruselas y en toda la ciudad es muy grande, con el metro cerrado tras el atentado en una estación del barrio en el que están ubicadas las sedes de los organismos europeos. Todo indica que también en esa estación de metro puede haber víctimas mortales y, desde luego, ha habido numerosas personas heridas.

La reacción de las autoridades belgas es muy lenta y muy débil. Tras casi tres horas de producirse las exposiciones en el aeropuerto apenas is ofrecen información y nada se sabe sobre la identidad de las perdonas afectadas por el atentado.

Lo que se considera ya probado es que se trata de un atentado yihadista provocado por terroristas musulmanes y no se descarta que sea una prueba de fuerza, tras la detención en Bruselas del terrorista que logro escapar de la masacre provocada en París al inicio de este año.