TERTULIAS

Hermida presentaba por las tardes ‘A mi manera’, un programa de televisión en el que Camilo José Cela, Antonio Gala o Luis Carandell eran contertulios habituales. Soler Serrano entrevistaba en ‘A fondo’ a Dalí, Alberti, Cortázar, Cunqueiro, Vargas Llosa, Berlolucci, Octavio Paz o Atahualpa. ‘La clave’, espacio de libertad y debate dirigido por José Luis Balbín, se convirtió en referencia, y por su plató pasaron Olor Palme, Adolfo Suárez, Ian Gibson, La Pasionaria, Felipe González o Santiago Carrillo, entre otros. La añoranza no es consecuencia del simple recuerdo de un pasado concreto y mejor, sino de lamento por los espectadores de hoy, a quienes les robaron cultura y les dieron a cambio emisiones mañaneras y nocturnas de lo que son, o parecen, casas de citas, al tiempo que sustituían a Mompou, Ochoa, Sábato y Borges por Belén Esteban, Karmele Marchante, Paz Padilla y Kiko Matamoros.