La Nada

0
203
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Qué difícil es informar y describir la realidad, que duro es recibir y digerir la actualidad pero que sumamente jodido, tal cual, es el involuntario protagonismo de la misma. Por mucho que queramos empatizar con aquellos que lo han perdido todo, simplemente, no podemos.

Nada tienen, nada les queda, nada les han dejado, y en algunos casos ese vacío inmenso que es la nada, tiene una dosis extra de dolor pues en ella no hay nadie cuando hace nada si lo había. Precisamente, la nada es lo que les empuja hacia delante. Nada tienen que perder y esa es la fuerza sobrehumana que les impulsa a no rendirse. Nada se les puede reprochar y ¿nada tampoco se puede hacer?

Su desgracia es noticia, ahora mismo actualidad puntera en un mundo en el que la consciencia de la realidad dura lo que dura un telediario, si éste se llega a ver entero y se les conceden titulares y minutos. Esta informada la gente de a pie pero mucho más la que está sentada en los despachos velando por unos tratados que recogen derechos, medidas, protección, … que cuesta ver a tenor de lo que se informa. Por el contrario nos informan de muerte y destrucción, y sufrimiento: y eso sí que lo vemos.
Al mundo se le heló la sangre cuando el horror de la tragedia dejo de ser anónimo, porque lo vimos, porque nos lo enseñaron, y se nos quedó grabado en nuestras retinas con su cuerpecito inocente yaciendo inerte. El drama es lo que representa: un símbolo de lo que está pasando. Es terrible pensar que no ha sido el primero y que tampoco será… cuesta acabar de escribir la fatal afirmación que se nos viene a la mente. No hay palabras suficientes ni apropiadas para hablar de lo que está pasando. Yo misma me resistí a escribir sobre esa imagen. La tristeza desgarradora que me encogió el corazón sólo me dejaba sin bloquear un pensamiento, el de rezar por él y pedirle perdón a él y a todos los que han perdido la vida, por formar parte de un mundo que ha permitido que cosas así ocurran.

Vemos imágenes de hacinamientos, campamentos improvisados, manos en busca de agua y comida, lloros, gritos, palos, y hasta incalificables zancadillas televisadas. El horror tiene muchas caras. Las desgracias nunca vienen solas. Hay quien comercia con el sufrimiento. En su huida de la muerte, la desesperación del viaje que nunca imaginaron emprender es un negocio para otros. Algunos han pagado por ir en busca de la muerte. Aun sabiendo su fatal destino, cada día es un suma y sigue de intentos.
Europa se convierte en lo más parecido al cielo que quieren alcanzar, pero uno al que poder ser llegar en vida, y no ascender en el intento. Un lugar en paz donde vivir, si consiguen sobrevivir a la odisea de su llegada, tras escapar del infierno de la guerra. El recibimiento no está siendo como se esperaban. El Mediterráneo no es el único obstáculo geográfico existente que les separa, ahora se levantan fronteras de alambre de espino y militares para frustrar sus esperanzas. Europa es bipolar: los brazos solidarios de las personas que se movilizan se abren al mismo tiempo que, por contra, se cierran las fronteras, entre inexplicables brotes de violencia y hostilidad.

El éxodo Sirio de refugiados es un síntoma más de un mundo de desigualdades que adolece por todos los frentes. Los inmigrantes que cada día se juegan la vida, vengan del país que vengan y salgan o no salgan en las noticias, son la voz de la conciencia que nos recuerda que las cosas hace tiempo que no se están haciendo bien. Ser consciente es el primer paso para ser consecuente y actuar. Todo problema tiene un origen, y unas consecuencias. Todo empieza como si nada: así comienza todo, y escribo esto, coincidiendo, sin preverlo, con la fecha de fatídico 11S. La Historia no hace sino continuar sumando negras páginas.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.