Sorteo de pisos para las familias santanderinas que atraviesan dificultades económicas

El Ayuntamiento de Santander ha sorteado este miércoles los cinco primeros pisos del parque extraordinario de vivienda social, una medida destinada a las familias santanderinas que atraviesan dificultades económicas, que así pueden acceden a este alojamiento en régimen de alquiler social

Lo ha expuesto el alcalde, Iñigo de la Serna, quien ha asistido al sorteo de las viviendas, de las que cuatro, que tienen una superficie construida de 85 metros cuadrados, están ubicadas en el número 2 de la calle Isaac Peral y la quinta, con una superficie de 117 metros cuadrados y que dispone también de garaje, se encuentra en la bajada de San Juan

De la Serna ha indicado que estas cinco viviendas suman un valor global de 900.000 euros y ha adelantado que otras 12, situadas en General Dávila, se van a incorporar al parque extraordinario de vivienda social

En concreto, ha recordado, se trata de 12 de las 60 viviendas construidas por el Ayuntamiento, a través de la Sociedad de Vivienda y Suelo en General Dávila, que se iban a destinar a los realojos de la actuación de Prado San Roque pero que, dado que no es un proyecto prioritario y con el fin de que no se queden sin ocupar, se ha decidido cederlas en alquiler social a familias con dificultades económicas

El sorteo de estas 12 viviendas tendrá lugar una vez que se formalice la cesión de uso al Ayuntamiento por parte de la SVS a través de un convenio de colaboración en cuya elaboración ya se está trabajando

Asimismo, ha indicado que el Ayuntamiento tiene otras 175 viviendas municipales cedidas a personas o colectivos sociales; un parque de viviendas sobre el que se está elaborando un estudio para conocer la situación particular de cada una de ellas

El sorteo se ha realizado entre los 115 solicitantes que cumplían con los requisitos para acceder a este parque extraordinario de viviendas sociales, que se destina a familias cuyos ingresos anuales de la unidad familiar no superen en 2 veces al IPREM, cuyo valor para el año 2015 queda fijado en 14.910 euros

Así, ha señalado que las familias pagarán como alquiler el equivalente al 30% de los ingresos familiares, con un mínimo de 100 euros. El plazo de alquiler es de un año como mínimo y hasta 3 años, con prórrogas anuales, y los arrendatarios corren a cargo de los gastos de los servicios

Recuerda que el Ayuntamiento tiene un Plan de Emergencia Social dotado con medio millón de euros con el que contribuye a que las familias tengan cubiertos sus gastos de vivienda, luz, agua, gas, alimentación, ropa e higiene, y del que se podrían beneficiar también los adjudicatarios de estas viviendas

sorteo