DESCALIFICACIONES Y MENTIRAS EN LAS CAMPAÑAS ELECTORALES

0
126

La campaña electoral, convierte muchos mítines en descalificaciones personales hacia los adversarios; en vez de presentar propuestas en positivo.
La descalificación y el insulto personal; demuestra falta de ideas y de sentido democrático, además de mala educación y un mal ejemplo que hace perder credibilidad a quien lo práctica.
Las campañas electorales, si tienen sentido, sería de presentar contrastes y alternativas y nunca insultos a nada ni a nadie.
Junto al insulto en esta España nuestra, también hay mucha mentira; es decir se miente sin ningún tipo de pudor, en cualquier otro país de nuestro entorno tendría un gran coste electoral y aquí no.
Se dicen medias verdades y mentiras “a toda máquina”; se promete lo que no se puede cumplir y se busca la diferencia en vez del encuentro; en definitiva todo ello contribuye a la baja credibilidad de los ciudadanos hacía la política; pero nadie se propone de verdad cambiar estos hábitos tan deplorables.