Todos: ciudadanos de un mismo mundo

0
21
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

La realidad informativa marca el ritmo de nuestra conciencia. A diario, la memoria a corto y largo plazo mantiene una lucha incansable. Las cifras se amontan en nuestra cabeza, como los náufragos que se cobra el mar.

Hablar de 900 personas en el Mediterráneo es encender el piloto del drama social, que nunca debiera estar apagado. Este no es un drama aislado, ni puntual. Ha sido, es y será un suma y sigue. La tragedia del día a día para muchos, son apenas minutos en el de otros.

Los políticos se han vuelto a pronunciar. El debate sobre el protocolo a seguir está servido. Tan cuestionable es el fin, como los medios. La balanza no se mueve. Sigue igual de descompensada. Es evidente que en el fondo no interesa equilibrarla. Los papeles están muy definidos. Prevalecen los nombres de los países y las nacionalidades, por encima de los rostros y vidas de las personas. La sociedad se divide entre ciudadanos de primera y el resto. A la hora del reparto de derechos, muchos fueron los llamados pero pocos los elegidos.

Amnistía Internacional da un nuevo toque de atención. Esta tragedia ha sido provocada por las personas, pero podía haber sido evitada. Levantar muros, aumentar patrullas o hundir barcos en puerto son las medidas pensadas. Seguimos en el final del problema, sin querer echar mano al origen. ¡Qué Dios nos pille confesados!

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.