LA SOLEDAD

0
280
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Llueve. Detrás de los cristales llueve y llueve. Cuando Manolo pasaba de los ochenta años cambió el café con leche por Cola Cao, y había que verle con su mujer, sentados ante dos tazones. A Manolo, otro Manolo, le faltan cuatro años para cumplir los noventa. Los médicos le dicen que no beba, y renuncia con pesar a su vasito de vino diario. Ángel, coronel en la reserva, lee El País o El Mundo, el que esté libre, y saluda cordial. Ezequiel se sienta en una esquina y juguetea con un móvil que maneja muy bien. Se conocen de vista, aunque su conversación no pasa de “hola”, “hace frío” y “¿cómo estás?”. Viven solos y les une también su avanzada edad. Los miro desde la mesa, pensativo, y por detrás de los cristales llueve y llueve. “Está quemándose mi último leño en el hogar, / que soy muy pobre hoy, / que por una sonrisa doy todo lo que soy, / porque estoy solo y tengo miedo”.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.