RACING: POCO A POCO APARECE LA VERDAD

0
128

Las hemerotecas son una fuente de datos importante; porque nos recuerda lo que ocurrió o lo que se dijo en una época.
Ahora, que la situación del Racing es muy difícil; que incluso ha llegado al “esperpento” de pedir un crédito al Gobierno Regional; cuando aunque este tenga voluntad de ayudar; que la tiene, no lo podría dar, dada la precariedad institucional y judicial de nuestro representativo; vamos a recordar lo que se decía cuando todo eran fuegos artificiales; medias verdades por no buscar otro calificativo.
Recogía entonces el decano de la prensa regional, El Diario Montañés manifestaciones de los dirigentes racinguistas: Así el 21 de febrero de 2.014, se decía “El Club se marca el reto de llegar a los 15.000 abonados”.
El 25 de febrero de ese mismo año, los ex jugadores decían: “que en su vocabulario no existe la palabra liquidación o refundación”.
Antes el 30 de enero el entrenador declaraba que el partido más importante que iba a jugar (en referencia al encuentro con la Real), lo cambiamos por dignidad.
Jamás en la historia se orquesto maniobra de tal calibre para hacer creer que edificando sobre dudosas legalidades se conseguiría sacar al Racing de su situación comprometida.
Respecto al Racing; se han dicho autenticas barbaridades y demasiados errores de índole jurídico que el tiempo se está encargando de poner en su sitio.
El increíble error de no jugar contra la Real Sociedad; hablando de dignidad y privando al Racing de una gran oportunidad; debiera de sonrojar a todos los que apoyaron aquella situación, antideportiva y llena de interés por desestabilizar.
¿Es que ahora no hay dignidad para cobrar las nóminas? o la cuestión era apropiarse del Racing de forma jurídicamente dudosa con incidentes en el palco, con individuos con la cara tapada llenos de odio; que casi fueron justificados, etc.
El tiempo es juez inexorable y pone las cosas en su sitio.
Poco a poco se conocerá toda la verdad y las maniobras increíbles para apropiarse de un Club sin poner un euro.