“IN MEMORIAN” DE JESÚS SAMPERIIO

0
84

El pasado Viernes seis de Febrero, falleció Jesús Samperio, gran amigo, magnifica persona, durante muchos años fue responsable de la edición en Cantabria de aquel gran periódico La Gaceta del Norte; también durante muchos años, fue responsable de la gestión de Radio Popular; su voz fácilmente reconocible nos llevo cientos de tardes y noches los aconteceres de nuestro querido Racing.
Posteriormente, en su última etapa profesional; fue Secretario General del Racing de Santander; en la etapa de la presidencia de Emilio Bolado; cuantos recuerdos de aquella etapa; cuanto sufrimiento para poder administrar lo poco que había y cuando se esperaba la llegada de Emilio Bolado, minutos antes de partir para cualquier desplazamientos del equipo; el bueno de Emilio, sacaba el dinero de su bolsillo para poder viajar y así una y otra vez; para que ahora algunos nos hablen de racinguísmo.
Jesús, era una persona positiva afable y muy optimista; tolerante y amigo de sus amigos; los tenía de verdad, en cualquier lugar a donde fuera.
Recuerdo aquellas tardes; en la entrañable Radio Popular de Santander, cuando al filo de la siete llegaba procedente de la redacción de La Gaceta Norte; sita entonces Rualasal 23, nuestro querido Jesús, traía, en sus manos unas cuartillas con noticias de las últimas horas y allí preparaba rápidamente el informativo Antena 360 grados junto con otros profesionales entrañables.
Eran los años de la transición y que curioso; Jesús parecía que llevaba años de experiencia en aquello que empezaba a ser habitual: la vida de los diferentes partidos políticos; cuanta tolerancia y respeto se vivía entonces.
Jesús, te recuerdo también ya jubilado, con tu peña de amigos en la comida mensual de Adelma y por supuesto de la consabida partida de mus.
En fin, se amontonan los recuerdos; todos buenos de tu forma de actuar y ser; como les decía el otro día a tu esposa y a tus hijas si todos fuéramos como Jesús, nunca hubiera habido guerras. Creo firmemente que gozas de la luz del Señor; ayúdanos desde lo alto pues todos lo necesitamos.