La lista de espera del SCS se situó a cierre de 2014 en 9.167 personas y la demora en 99 días

0
125
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

La lista de espera del Servicio Cántabro de Salud (SCS) se ha situado en 9.167 personas y la demora media en 99 días a cierre de 2014, según ha anunciado este lunes la consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, en el Pleno del Parlamento.

Interpelada por el PRC, Sáenz de Buruaga ha avanzado estos datos del informe de 2014, unos datos que ha comparado con los que dejó el Gobierno de regionalistas y socialistas en junio de 2011, cuando el número de personas en lista de espera era un 14,5% superior y la demora ascendía a 144,6 días.

La vicepresidenta del Gobierno y consejera de Sanidad ha apuntado que la disminución acumulada de las listas de espera desde junio de 2011 es de 1.214 personas, un 11,7%; y la demora media es de 45 días, un 31,5% menos.

La diputada regionalista Aloida Blanco ha manifestado que, según sus datos, hace un año había en lista de espera 9.667 personas y en diciembre de 2014 sumaban 9.220, es decir, 417 personas menos.

A ello, Sáenz de Buruaga ha contestado lamentado que la regionalista “no sabe nada” de listas de espera y ha destacado que en Cantabria se realizan “35.000 intervenciones anuales”.

La consejera ha destacado que el Gobierno del PP ha invertido más de 22 millones de euros en el Plan para la Reducción de Listas de Espera del SCS, de ellos ocho en 2014 y de los que un 75% se ha dedicado a intervenciones en la sanidad pública y sólo el 25% a derivaciones.

“Por primera vez, tenemos planificación estratégica con un presupuesto y una gestión eficiente”, ha ensalzado Sáenz de Buruaga que, ha considerado, así lo demuestran los datos.

Y es que, ha señalado, los datos también indican que el PP en cuatro años ha “estabilizado el sistema, con tiempos de espera razonables para los pacientes. “Muy lejos de lo que soportaban los cántabros cuando ustedes gobernaban”, ha apostillado.

Por otro lado, en respuesta a preguntas del PRC sobre la Clínica de Lactancia Materna, la vicepresidenta ha asegurado que “no hay cierre sino reorganización”, y que “ni una sola mujer ha dejado de ser atendida”.

HEPATITIS C

El Servicio Cántabro de Salud (SCS) prevé suministrar a lo largo de este 2015 unos 200 tratamientos contra la Hepatitis C, aunque se darán “tantos como digan los médicos”. “Si se necesitan 500, se suministrarán 500”, ha asegurado el diputado del PP Iñigo Fernández.

En estos momentos, se están suministrando en Cantabria una treintena de tratamientos del medicamento Sovaldi que han sido recetados por los especialistas del SCS, ha recordado Fernández, que ha considerado que quién recibe o no este tratamiento “lo dicen los médicos y no lo deciden los diputados del Parlamento”.

Así lo ha dicho durante el debate de una proposición no de ley presentada por el PSOE para que el Parlamento regional instase al Sistema Nacional de Salud (SNS) a elaborar un plan contra la Hepatitis C y a incorporar una partida presupuestaria suficiente para que ningún enfermo se quede sin el nuevo tratamiento Sovaldi por razones económicas.

La iniciativa socialista ha contado con el apoyo del PRC pero ha sido tumbada por la mayoría del PP, que ha instado al PSOE a presentar de nuevo esta proposición no de ley cuando el Estado y las Comunidades Autónomas cuando se haya elaborado el Plan Nacional sobre esta enfermedad.

“Quizá entonces estemos de acuerdo”, ha dicho Fernández a la diputada socialista Lola Gorostiaga, que ha defendido la proposición, en cuyo debate todos los grupos han estado de acuerdo en la “buena noticia” que supone la disposición de este tratamiento.

Gorostiaga ha lamentado que el Gobierno del Estado haya tardado en “reaccionar” un año y medio en este asunto, cuando el Sovaldi fue aprobado por la Agencia Española del Medicamento. Desde entonces, ha asegurado que “sólo unos pocos pacientes” han recibido este tratamiento al que, a pesar de ser la “esperanza” de todos los enfermos, hay un acceso “desigual y discriminatorio”.

“Los enfermos no pueden esperar a que el Gobierno esté primero creando una comisión de expertos, después elaborando un plan nacional… el tratamiento se tiene que poner a disposición de forma inmediata”, ha dicho la diputada socialistas.

Por su parte, la diputada regionalista Alodia Blanco ha criticado el precio al que ha adquirido España este tratamiento, 43.500 euros por unidad, un precio que sólo beneficia, y de “forma irracional”, a una empresa que ni siquiera es una farmacéutica, sino “un fondo buitre que adquirió un pequeño laboratorio que tenía la patente”.

Ese “abuso” en el precio del tratamiento Sovaldi ha llevado a la parlamentaria del PRC a abogar porque el Gobierno de España expropie la patente al igual que ya ha hecho La India.

VIOLENCIA DE GÉNERO

Por otro lado, el Pleno ha rechazado con los votos del PP una moción presentada por el Grupo Regionalista instando al Gobierno a cumplir las leyes contra la violencia de género tanto en materia de prevención como de protección a las víctimas.

Los regionalistas, que han contado en su iniciativa con el apoyo del PSOE, han denunciado que, desde que el PP gobierno en la Comunidad, se han reducido un 75% los fondos destinados a luchar contra “esta lacra”.

También la oposición ha criticado que la Comunidad Autónoma recibe un 25% menos de fondos del Estado, que además ha promovido una educación “segregadora” que en “nada ayuda” para prevenir la violencia de género.

Mientras que los ‘populares’ han defendido su gestión en este ámbito, en el que no se han mermado los recursos, los socialistas han denunciado que las políticas impulsadas por el Gobierno del PP sólo han conseguido que las mujeres “opten por el silencio” en lugar de denunciar.

Sobre la violencia de género, el PSOE también ha interpelado a la consejera de Presidencia y Justicia, Leticia Díaz, en concreto sobre los criterios políticos sobre la formación en el ámbito judicial.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.