RACING: DIGNIDAD A LA CARTA

0
225

Dignidad, palabra muy valiosa, derivada del latín dignitas, que se traduce por valioso.
La dignidad se basa en el reconocimiento de la persona por ser merecedora de respeto humano; está quizá sea la mejor definición en la actualidad.
Escucho a diestra y siniestra, que el Racíng recupero la dignidad hace un año con el cambio y expulsión del anterior Consejo de Administración.
No se trata de negar, porque no sería cierto que la gestión del anterior Consejo era francamente mejorable; e incluso muy mejorable y que el cambio era si quieren muy necesario.
No se trata del fondo sino de las formas y maneras; en esto caso visto lo visto, fundamentales.
Ya hemos hablado que la sustitución del anterior Consejo de Administración del Racing se hizo de forma abrupta, con dudosa legalidad y con una falta de respeto a la dignidad de las personas a las que tanto se apela ahora fuera de toda lógica en un país democrático.
Por eso, llama la atención que ahora se diga que el Racing ha recuperado la dignidad; es decir ahora es digno que a los jugadores y a los empleados se les deba más nóminas que cuando se produjo el cambio del Consejo; eso al parecer ahora no importa como antes importaba.
La dignidad, no es de quita y pon o son los medios de comunicación, junto con otras personas los que dictaminan cuando una actuación es digna o no.
¿Es digno, insultar, degradar la fama de las personas justa o injustamente; para conseguir otros objetivos?.¿Es digno asaltar un palco con la cara cubierta y liarse a insultos y violencia y luego sólo condenarlo con la boca pequeña y decir si pero claro, los gestores eran muy malos y el personal ya no podía aguantar más como algunos han dicho?.
Las palabras rimbombantes, suenan muy bien pero deben de ser de ida y vuelta; porque de lo contrario lo único que se hace es devaluar el lenguaje y sobre todo la verdad.