EL ESTADO DE DERECHO Y LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA SE PISOTEAN A DIARIO

0
146

Ayer pudimos ver, una vez más, la España “cañí”; la España distinta y que le gusta el ruido, el lio y el esperpento.
El expresident de la Generalitat, Jordi Pujol y su esposa se presenta a declarar en un Juzgado de Barcelona; y es recibido y despedido por cuarenta o cincuenta personas; que le dicen de todo.
El señor Pujol, tendrá que dar muchas explicaciones de donde procede su fortuna; el asunto no huele nada bien y es más que probable que tendrá repercusiones jurídicas graves para el que fuera durante muchos años President de la Generalitat.
Pero un Estado moderno y Constitucional; no debiera permitir espectáculos de este tipo a la entrada de ningún Juzgado:
Las puertas de la Audiencia Nacional, se han convertido en un circo romano; donde hay un reten de cámaras permanentemente para grabar quién entra y sale de cualquier sumario o actuación de relieve; es un circo en toda regla; para echar “carnaza” a los ciudadanos.
¿Dónde está el estado de derecho?. ¿Dónde está la presunción de inocencia que recoge nuestra Constitución?.
Ahora resulta que los sumarios ya sirven para juzgar; a tenor de lo que dicen los medios de comunicación, sin celebrarse el juicio ya se han producido las penas más dolorosas en cualquier caso, la de la fama y el prestigio personal; luego da igual lo que dicten las sentencias; las personas ya han sido juzgadas por medios de comunicación desaprensivos, que además crean mal ambiente en los propios ciudadanos.
Ni en Francia, ni en el Reino Unido; se permite este tipo de altercados en la entrada de los Juzgados y mucho menos se cuestiona como se cuestiona a diario en España; algo que debiera de ser fundamental para todos los ciudadanos: la presunción de inocencia.
A este paso; habría que suprimir los Juzgados y dejar que los medios de comunicación dictarán sentencia; algo por otra parte absolutamente lamentable.