EL PADRE MANUEL HERRERO FERNÁNDEZ, HASTA AHORA VICARIO GENERAL Y DE PASTORAL, HA SIDO NOMBRADO ADMINISTRADOR DIOCESANO DE SANTANDER

0
365

En la tarde de hoy, lunes 22 de diciembre, ha sido designado Administrador Diocesano de la Diócesis de Santander, el padre agustino, Manuel Herrero Fernández, hasta ahora Vicario General y de Pastoral del obispado cántabro.

La elección se ha votado por los miembros que forman el Colegio de Consultores, un órgano de la Diócesis que, entre otras facultades, tiene la potestad de nombrar al sacerdote encargado de gobernar la sede episcopal cuando ésta queda vacante, como ha ocurrido ahora al haber sido nombrado Arzobispo de Zaragoza el hasta ahora obispo de Santander, Mons. Vicente Jiménez Zamora.

El nuevo administrador diocesano, Manuel Herrero Fernández, nació en la localidad cántabra de Serdio el 17 de enero de 1947 y fue ordenado el 12 de julio de 1970.

Con posterioridad, ocupó diversos ministerios en diócesis españolas, hasta que en 1999 fue nombrado párroco de San Agustín de Santander (Comunidad de Agustinos). Igualmente ha sido delegado diocesano de Acción Caritativa y Social (Cáritas), profesor numerario del Seminario de Corbán y Vicario General y de Pastoral de la Diócesis de Santander desde el año 1999. En septiembre de este año, fue nombrado párroco de Ntra. Sra. Del Carmen del Barrio Pesquero.

Igualmente, ha sido miembro del Consejo Episcopal, y de los también consejos Presbiteral y de Pastoral y forma parte del Colegio de Consultores y del Consejo de Asuntos Económicos de la Diócesis de Santander.

El Administrador Diocesano es el encargado de regir temporalmente la diócesis hasta que el Papa nombre a un nuevo obispo para la sede episcopal de Santander.

Tras la elección, el Colegio de Consultores comunicó a la Nunciatura Apostólica en España el nombramiento del padre Manuel Herrero Fernández como Administrador Diocesano de Santander.