Las obras de la Atalaya cortarán el lunes el tráfico entre San Celedonio y Guevara

0
160
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

El próximo lunes, 1 de diciembre, se cerrará al tráfico el tramo comprendido entre las calles San Celedonio y Guevara con motivo de las obras de renovación urbana integral de la cuesta de la Atalaya, que ya han comenzado. De este modo, desde el lunes el tráfico se desviará por la calle Asilo para conectar posteriormente con la Atalaya, cambio que afectará también a línea 16 del TUS. Sí se permitirá el tráfico por San Celedonio a los residentes.

Así lo han anunciado este jueves el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, y el concejal de Infraestructuras, Vivienda y Urbanismo, César Díaz, que junto con otros concejales del equipo de Gobierno, han visitado el comienzo de las obras acompañados de vecinos.

El alcalde ha explicado que las obras se realizarán en tres fases, la primera de las cuales es el citado tramo entre Guevara y San Celedonio. La segunda corresponde al tramo entre San Celedonio y María Cristina, en el que el acceso a General Dávila se realizará a través de la calle San Sebastián. Y la tercera al tramo entre María Cristina y General Dávila, y no habrá cortes de tráfico ni desvíos porque la anchura de la calzada permite trabajar en ambas partes.

La renovación de la cuesta de la Atalaya es “completa”, afectando a pavimento, aglomerado y servicios, tiene un plazo de ejecución de seis meses y un presupuesto de 713.000 euros adjudicado a SIEC.

La actuación tiene como finalidad mejorar las condiciones de toda la cuesta de la Atalaya, ampliando las aceras de forma que se cumplan las condiciones de accesibilidad, con anchuras mínimas de 1,80 metros; conservando las plazas de aparcamiento; y embelleciendo la estética de la calle con la colocación de nuevos pavimentos y árboles en las zonas en que la anchura lo permita.

Se desarrollará sobre una longitud de 438 metros, que comprende una superficie total de 7.319 m2, e incluirá la plantación de casi 50 nuevos árboles y la renovación de 3.680 metros cuadrados de pavimento y 1.081 metros lineales de bordillo de granito.

Se generarán nuevas zonas de aparcamiento y se eliminarán otras con el fin de mejorar las dimensiones de las aceras y, por tanto, la accesibilidad y la estética de la calle, con lo que el número de plazas se mantendrán con respecto a las existentes actualmente, según Díaz.

Aceras más anchas y nuevo arbolado

La cuesta de la Atalaya comprende el tramo que discurre desde la calle Guevara hasta el paseo de General Dávila. Actualmente, esta calle tiene un único sentido de circulación de vehículos en sentido sur-norte hasta su cruce con la calle Vista Alegre. En este tramo, las aceras son de pequeñas dimensiones, con zonas estrechas que producen problemas de accesibilidad.

Por su parte, en el tramo entre la calle Vista Alegre y el Paseo de General Dávila la calle tiene doble sentido con carriles muy anchos y aceras a ambos lados.

La actuación de regeneración urbana comienza en la confluencia con la calle Guevara, donde se aumentarán las aceras, entre esta calle y la calle Tantín, hasta alcanzar una anchura de 3,5 metros a cada lado.

La calzada tendrá una anchura de 5,80 metros, que se compone de un paso de 3,50 metros para circulación de vehículos y una banda de 2,30 metros en la margen derecha en la que se situará longitudinalmente una parada de autobús, 2 plazas de aparcamiento, una zona de carga y descarga, y un espacio para colocar los contenedores de residuos. En esta zona, se colocará a ambos lados una fila de alcorques con árboles.

Enfrente de la calle Tantín, se pavimentará el callejón existente y se mejorará el estrechamiento actual dejando una anchura de acera de 1,80 metros, cumpliendo los criterios mínimos de accesibilidad. En el siguiente tramo, que comprende hasta la calle San Celedonio se proyecta una calzada de 3,50 metros, con aceras a ambos lados, de anchura mínima 2,20 metros.

Entre la calle San Celedonio y la Calle San Sebastián se construirán nuevas aceras a ambos lados de la calle, dejando en el lateral izquierdo una anchura mínima de 1,95 metros. La calzada será de 3,50 metros, teniendo en la zona que coincide con el ensanchamiento de la acera, una banda lateral de 2,20 metros de anchura en la que se situarán varias plazas de aparcamiento y una zona de contenedores de basuras.

Continuando el recorrido hasta la calle María Cristina, se mejora el radio de la curva existente, lo que facilitará la circulación de los vehículos y, sobre todo, el acceso del autobús municipal a la parada ubicada una vez pasada la calle San Sebastián.

Se realizarán aceras a ambos lados de la calle con anchuras mayores de 2 metros, excepto un estrechamiento puntual a la mano derecha, donde se colocarán los contenedores de basura, en el que se dejará una anchura de 1,80 metros.

La calzada será de 3,50 metros de anchura, dejando en el inicio a la margen derecha una banda lateral de 2,20 metros de anchura en la que se colocará longitudinalmente una parada de autobús, dos plazas de aparcamiento y una zona de contenedores de basura.

De Maria Cristina a General Dávila

El siguiente tramo entre la calle María Cristina y la calle Vista Alegre se mejorará aumentando la acera izquierda hasta 1,80 metros. Además, se realizará una nueva isleta no rebasable, que articule la circulación entre estas calles.

El último tramo de la cuesta de la Atalaya hasta el Paseo de General Dávila es el único con doble circulación y se diseña dejando amplias aceras a los dos lados de la calle, siendo variable en la margen izquierda, de valores entre 3,80 y 9,50 metros, y, uniforme y de valor 4,10 metros en la margen derecha. Se colocaran árboles en las dos aceras.

La calzada estará compuesta por dos carriles de circulación de vehículos de 3,50 metros de anchura y una banda lateral a cada lado de 2,50 metros.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.