Despilfarro en las universidades públicas

0
268
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Pedro González-Trevijano, magistrado del Tribunal Constitucional a propuesta del PP, gastó en solo cuatro años más de 473.000 euros sin justificar en “atenciones protocolarias y representativas” durante su etapa como rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), cargo en el que cesó en mayo de 2013 para incorporarse al Alto Tribunal. Ese gasto es aparte, de los muchos otros cargos que se pagaron, eso si con justificante, por otras cuestiones de relaciones públicas y protocolo. El despilfarro en las universidades es más que vidente con multitud de viajes para intercambios de profesores que apenas tienen interés, con proyectos de investigación que conducen a la nada, etc.
Las universidades públicas tienen un sistema de gobierno peculiar: se nutren de dinero público, que gastan sin intervención de los gobiernos regionales, porque las universidades defienden su independencia y autonomía… aunque son dependientes en lo que a dinero se refiere. Por si fuera poco son los trabajadores (profesores, personal administrativo y alumnos) los que eligen a sus jefes, rectores y órganos de gobierno, con lo que la forma de captar votos es mantener elevados gastos de manera que todos estén contentos. ¿Se imaginan una empresa que recibe dinero público y en la que los trabajadores votan quien será su jefe y las promesas de los candidatos a sus subordinados para lograr su apoyo en las urnas?
En otros modelos universitarios se eligen rector y equipo de gobierno por parte de los profesores, pero existe la figura del gerente o administrador que depende del Gobierno y que es quien decide los gastos.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.