El periodo medio de pago a los proveedores baja a 12 días

0
171
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

El periodo medio de pago a los proveedores del Ayuntamiento de Santander ha bajado a 12 días, según ha informado este jueves la concejala de Economía y Hacienda, Ana González-Pescador, durante el Pleno de la Corporación municipal que ha aprobado un plan de reducción de la deuda durante la próxima legislatura, de 2015 a 2019, y ha dado luz verde además a la modificación de las ordenanzas fiscales de impuestos y tasas para el próximo año.

La edil ha destacado la bajada del tiempo que tarda de media el Consistorio en pagar las facturas, y que en el segundo trimestre de este año se situaba en 41,3 días, 19 antes del plazo máximo legal establecido. Ahora, ese periodo se ha reducido a menos de la mitad, aunque se han introducido también cambios en el sistema de baremación.

González-Pescador ha dado a conocer la demora media de 12 días en el pago a proveedores durante el debate del plan de reducción de la deuda para la próxima legislatura, que permitirá ahorrar “cuatro millones de euros”, según el alcalde, Iñigo de la Serna. La iniciativa ha salido adelante con el voto favorable del PP, en contra del PSOE y la abstención del PRC.

Además, el Pleno también ha aprobado de forma inicial la modificación de las ordenanzas fiscales de impuestos y tasas para el próximo año, que tanto el regidor como la edil ‘popular’ han defendido como una bajada “histórica”. “Nunca jamás en la historia de la ciudad”, ha sentenciado De la Serna, se ha producido una reducción tan “importante” como la aprobada hoy.

Sin embargo, la oposición ha negado dicha bajada en impuestos y tasas, y han asegurado que en la capital cántabra hay “la mayor presión fiscal de la historia”, en el momento, también, de “mayor deuda” y “menor inversión pública”.

“No es el momento de subir impuestos” porque “la gente está asfixiada”, ha apuntado el concejal socialista Pedro Casares, que ha asegurado que el próximo año se van a pagar 88 millones en impuestos directos -lo que supone casi 3 millones más- y 6 millones indirectos.

Con ello, se ha referido a los anuncios del alcalde del PP de bajada de la presión fiscal como un “engaño masivo” ante las próximas elecciones municipales de mayo de 2015.

Frente a esto, Casares ha anunciado que el próximo mes de noviembre el PSOE presentará una batería de propuestas orientadas a no subir los impuestos, incluir criterios de progresividad, ayudar a los más desfavorecidos y favorecer la creación de empleo.

Desde el PRC, Amparo Coterillo, que también ha cifrado en 3 millones la recaudación de más del próximo año en relación al presente ejercicio, ha manifestado que “suben los impuestos” al tiempo que “bajan” los salarios, y se reduce la población activa y el número de vecinos, con lo que la ciudad “pierde músculo”, ha avisado.

La portavoz del Grupo Regionalista ha lamentado también que la presión impositiva haya aumentado un 11%, según ha dicho, en los últimos años, lo que supone “mucho esfuerzo” para las economías domésticas, ya que la recaudación “sale de los bolsillos de todos”.

En consecuencia, los regionalistas se han abstenido en la votación, al igual que han hecho los socialistas en todos las ordenanzas salvo en tres (las relacionadas con el IBI, el suministro de agua y recogida de basuras), que han rechazado.

Aún así, la modificación de las ordenanzas se ha aprobado inicialmente con los votos ‘populares’, lo que implicará, por ejemplo, que el próximo año el tipo impositivo del IBI se reducirá un 6,5% o la tasa de basuras bajará un 5%, en tanto que en términos generales la reducción será del 0,3%, el equivalente al IPC de julio.

Esto implicará un ahorro cercano a los 12 millones para los contribuyentes de la capital, según ha indicado la concejala del ramo, que entre otras cuestiones ha destacado que el tipo impositivo del IBI de Santander esté “a la cola” del resto de las ciudades españolas.

Una idea que también ha subrayado el alcalde que, además de destacar las modificaciones planteadas en impuestos y tasas, ha rechazado las críticas, en particular de los socialistas, que “no están para dar lecciones a nadie en materia de economía”.

A este respecto, les ha afeado que cuando han gobernado se han dedicado a “destruir empleo” y a “guardar miles de facturas en los cajones”. Así, ha dicho, con los socialistas “no subía la deuda” porque tenían “600 millones en el cajón”.

Y aunque el PSOE no ha tenido “la oportunidad” de gobernar en Santander, si lo ha hecho en España o Cantabria, donde -ha apuntado De la Serna- subieron un “220 por cien” el recibo del agua, que ha bajado un 22% con el PP.

Lo mismo ha sucedido, según ha añadido, con el IBI, con el cambio del valor catastral realizado durante el mandato de Rodríguez Zapatero, en tanto que la parte sobre la que el PP municipal puede actuar ha bajado un 20%, (porcentaje al que se suma ahora un 6,5%) para “intentar corregir su desaguisado”, ha explicado De la Serna, que ha censurado este “ataque brutal” del PSOE.

DEUDA

En cuanto al plan de reducción de la deuda para la próxima legislatura, ha contado con el ‘sí’ del PP, el ‘no’ del PSOE y la abstención del PRC, cuya portavoz ha justificado la decisión de no pronunciarse de su grupo debido a que “quien ha creado la deuda es el PP”, único partido que ha gobernado la ciudad.

Por su parte, el concejal socialista ha opinado que si se presenta tal plan, es porque hay “un problema” de deuda, “no pequeño” en el caso de Santander, ha apostillado. El plan, que es “un imperativo legal” del Ministerio de Economía, no es, por tanto, “un premio”, sino “todo lo contrario”.

También ha reprochado a los ‘populares’ que cuando se habla de Santander, lo hagan de “otros”, como el Gobierno cántabro o el Ejecutivo central, lo que equivale al “y tu más”. Mientras, ha comparado, lo que hay en la capital es una “auto herencia” que han dejado los dirigentes del PP “año tras año”.

Por su parte, De la Serna ha criticado la “mucha demagogia y discursito” de Casares, y ha enfatizado el que Santander haya salido del plan de ajuste en “un tiempo récord”, tras alcanzar los objetivos requeridos (de estabilidad, techo de gasto, límite de deuda y pago a proveedores) y después de que el “bagaje” del PSOE fuera dejar al país en la “quiebra” y al borde del “rescate”.

En el Pleno también se ha aprobado -con el apoyo del PP y abstención de la oposición- ampliar el plazo de devolución de las liquidaciones por participación en los tributos del Estado de 2008 y 2009, que pasará de diez a 20 años, lo que se traducirá en unos 900.000 euros anuales que se destinan a amortizar anticipadamente operaciones de préstamo vigente.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.