Los precios industriales bajan un 0,2% en agosto en Cantabria, más que en España

0
240

Los precios industriales bajaron un 0,2% en agosto en Cantabria respecto al mes anterior –una décima más que en España– aunque se mantuvieron invariables en el interanual, que cayó un 0,6% en el conjunto del país, según ha informado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

   De este modo, Cantabria se sitúa como la quinta comunidad en que más decrecieron los precios industriales en agosto en relación al mismo mes del año anterior.

   Además, la región vuelve a terreno negativo tras el equilibrio que logró en junio y julio y que puso fin a la senda de crecimiento que inició en enero, con el paréntesis de febrero.

   En España, los precios industriales bajaron un 0,1% en agosto respecto al mes anterior y descendieron un 0,6% en tasa interanual, una décima por debajo del registro de julio (-0,5%). Con este recorte interanual en el octavo mes del año, los precios industriales encadenan dos meses de descensos interanuales después de que en junio lograran su primera tasa positiva en seis meses.

   Según los datos consultados por Europa Press, en el caso de Cantabria, por destino económico, los precios se mantuvieron invariables por alzas en los tres sectores de bienes de consumo compensadas por bajas en otros tres.

   Así, se incrementaron los de los bienes de consumo duradero (3,1%), los bienes de consumo (2,2%) y los de los bienes de consumo no duradero (1,9%), mientras que se redujeron los de la energía (2,5%), los bienes intermedios (1,2%) y los bienes de equipo (0,2%).

   Respecto al mes anterior, el descenso del 0,2% se debió a bajadas en cuatro sectores: energía (1,6%), bienes de consumo duradero (0,2%) y bienes de equipo y bienes intermedios, ambos un 0,1%. De este modo solo subieron los precios de los bienes de consumo no duradero (0,2%) y los bienes de consumo (0,1%).

   En lo que va de año, los precios industriales han descendido en la comunidad un 1,2%, debido sobre todo a la bajada de la energía (7,7%). El mayor incremento se ha producido en los bienes de consumo duradero (3,1%).