BOLA, SET Y MACHISMO

0
287
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Como un revés del argot tenístico, el lenguaje masculino que proviene de su propio pensamiento golpea una y otra vez la red que separa dos partes que deben ser iguales, para hombres y mujeres, mientras el árbitro (que es la propia sociedad) alardea de que no es machismo. Las opiniones de los personajes más públicos y notorios son las que hacen más daño, al tiempo que ponen de manifiesto el débil tejido en que está confeccionada la prenda de la igualdad, que debe servir a todos y todas por igual. Es como pedir peras al olmo desear lo que no es posible, mientras el lenguaje siga rehén de una fuerte masculinidad, defendida incluso por la Real Academia que da más importancia a poner bien los acentos que a evitar las palabras sexistas.

 

Se mire por donde se mire, todo lo que se ha dicho de inicio sobre la nueva entrenadora del Equipo Davis de Tenis es una sarta de tapujos machistas, disfrazados de libertad de expresión y de pensamiento sobre lo masculino y lo femenino, que no puede evitar que el mensaje quede muy claro incluso para los tontos de mollera como yo. Al principio estuve tentado de entender, ¡pero no!, no se puede tolerar lo que no es razonable por caduco.

 

Casi todo en este país ha de pasar por el aro de lo que es políticamente correcto, e incluso hay profesionales en medios de comunicación que hacen el caldo gordo a las soplapolleces que se acostumbran a decir sobre la mujer. Añado más: habiendo presentadoras en la tele que ya superan el colmo de decir chorradas, jamás serían tan insistentes con cada nueva metedura de pata si se tratara de un famoso presentador. La vara de medir casos es muy sexista y al decirlo me alejo de lo políticamente correcto. Ya que me explayo,  recalco que hecho en falta en la mayoría de las agresiones verbales que no haya ningún tipo de respuesta oficial inmediata a los ataques no tan gratuitos que recibe la mujer en este bendito país. Ahora se suma el tenis, pero no será la última vez que asistamos a un esperpento de recibir un nombramiento femenino, sacando a colación la estupidez de que el hombre mea de pie y la mujer es más educada.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.