SÍ, BANDERAS DURANTE EL MUNDIAL DE VELA

La bandera nacional ondea ya en la fachada de mi casa, porque efectivamente es un signo bien visible de que en Cantabria estamos con el equipo español de vela, y los máximos logros que pueda alcanzar en este santanderino campeonato del mundo. Creo además que es una de las cuestiones que sorprenden agradablemente a nuestros muchos visitantes, al comprobar el normal y habitual uso que hacemos de las banderas. Las gigantescas enseñas de España que se levantan en Puertochico o el Parque de Las Llamas dan muestra de ello. Lo mismo hacemos en las fechas de El Carmen, Santiago, el 6 de diciembre, Día de la Constitución, el 12 de octubre, Fiesta Nacional de España y, por supuesto, cuando juega la selección de fútbol.
Es buen gesto hacerlo también ahora, con motivo del Mundial de Vela, porque se suma al hecho de que toda una ciudad está volcada con este trascendental momento, y que cada cual participa en él a su manera, aunque creo que distingue especialmente una bandera colgada de un balcón, ventana o fachada.

 

El Ayuntamiento de Santander tiene una gran banda con el rojo, amarillo y rojo, de lado a lado de su fachada principal. He podido comprobar cómo se van sumando barrios de toda la ciudad, y se pide también que sea la región entera la que siga la iniciativa. Como he dicho, en Cantabria es algo que se hace muy bien. No tenemos que envidiar nada al resto del país, ni mucho menos al uso que hacen norteamericanos, ingleses y franceses de su mayor símbolo. Están ya entre nosotros las representaciones internacionales que van a competir en aguas de la maravillosa bahía santanderina. Cuando suenen los himnos de los triunfadores, subirán a lo alto de los mástiles sus banderas. Será una forma de agradecimiento y respeto al deportista y a su país de origen. España cuenta con los vecinos de toda Cantabria, acostumbrados a llevar a cabo el gesto simbólico de colgar o situar la bandera en un lugar bien visible desde el exterior de sus casas. Esta vez va por el equipo español de vela y por una organización compleja, eficaz y bien ensamblada en cada paso dado.