EL COMERCIO ANTE LA GRAN AFLUENCIA TURÍSTICA

0
244
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Hay un hecho irrefutable: durante los últimos cinco años de crisis el turismo nos ha salvado la cara a la hora de no estar peor. Por eso cuando hablamos de emprendimiento, de jóvenes emprendedores, de recibir más visitantes en cruceros y de incrementar pernoctaciones hoteleras, incluso del creciente mercado que es Internet a cualquier hora del día o de la noche, el comercio entero debe situarse en las nuevas expectativas que demandan los tiempos y las circunstancias.

 
Santander es una de las 10 ciudades españolas que acaban de ser declaradas como zonas de gran afluencia turística (ZGAT). ¿Está bien, no? Lo digo porque así competimos en la liga superior de Barcelona, Sevilla, Alicante, Valencia, Zaragoza, Málaga, Las Palmas, Córdoba, Granada, Palma de Mallorca, y Santa Cruz de Tenerife o Madrid. Este importante salto contempla la libertad de horarios comerciales, porque se trata de una mayor implicación del comercio en general con el turismo que despega tras la crisis (especialmente el nacional), y que sitúa a España en las 60 millones de turistas al año. Lo que funciona bien, no hay que tocarlo, pero si pulirlo con iniciativas que a la postre puedan ser beneficiosas. Creo que en el gps del comercio, un visitante no distingue entre un gran centro comercial o una céntrica y atractiva tienda. Lo que realmente quiere es tener facilidades a la hora de comprar, y la disposición de horario está a la cabeza de lo que el consumidor busca.

 
Si tuvieramos temor a cada paso que se da, jamás hubiera llegado la Revolución Industrial que hoy se enseña en los colegios. La dinamización de una ciudad turística como es Santander siempre va a tener sus pros y sus contras, lo entiendo perfectamente, pero hay que tirar para adelante. En el centro urbano ya se empieza a visionar un cambio arquitectónico impresionante con el Centro Botín como nuevo icono. Donde más se va a vivir la ciudad es aquí, no en el extrarradio. Si sumas cultura, hosteleria, una bahía maravillosa, y unas calles ordenadas y limpias, donde las tiendas son también un gran escaparate, no me alejo nada a la hora de describir Santander. Con todo este panorama a nuestro alcance, elegir libremente un horario de apertura no me parece una mala medida. Hay que tener confianza en el aumento de visitantes de ciudades de otras regiones que no cuentan con esta posibilidad, y del incremento del mercado interior que elige ir de compras fuera de los horarios habituales. Cuando se habla y se escribe tanto de un cambio de hábitos en los consumidores, el debate no se puede quedar únicamente en el cruce de opiniones e incluso de reproches. Porque así nunca hubieramos llegado a gozar del desarrollo y las formas de hacer comercio que tenemos, y que en cualquier tiempo han cambiado, se han amoldado y con ello mejorado.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.