OPEN WINDOWS

0
435
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

CALIFICACIÓN: 6.5

                                                                                                                                                              LOS LÍMITES ENTRE LO REAL Y LO VIRTUAL

Los personajes y relato de lo nuevo de Nacho Vigalondo terminan, literalmente, descomponiéndose y desapareciendo en un bello final que resume lo que es el film; un entretenido y sugerente thriller cibernético más interesante y logrado en lo que tiene de ejercicio de puesta en escena que no de artefacto narrativo y de suspense ya que se le acaba yendo de las manos a Vigalondo, demasiado rebuscado y pendiente del giro y la sorpresa. Aunque, sin duda, hay que alabar el riesgo y la valentía del director cántabro por hacer algo diferente y original. 

Open Windows parece moverse entre el suspense de Alfred Hitchcock y las obsesiones de Brian de Palma para en un contexto muy contemporáneo articular un ejercicio metacinematográfico visualmente muy sugerente y lleno de posibilidades y retos, al estar supeditada la puesta en escena a las continuas ventanas que se abren y cierran en la pantalla de un portátil, pero narrativamente algo más limitado y débil; ya que va perdiendo gas y credibilidad, mientras todo se va retorciendo en exceso.

El director cántabro con esta su tercera película no llega al nivel de su anterior y mejor obra, la excelente Extraterrestre, y si está más cerca de su meritorio debut, la estimulante Los cronocrímenes. Vigalondo vuelve a facturar un film arriesgado que busca sorprender al espectador con un punto de partida y retos originales y diferentes, pero que no acaba de mantener esa sorpresa y novedad hasta un final que se desinfla y en el que la imagen y la narrativa se acaban descomponiendo.

Open Windows reflexiona sobre los peligros y ventajas de internet y las tecnologías informáticas, así como de los peligros y ventajas de la fama y las obsesiones y paranoias que provocan. Aunque sus verdaderos temas parecen estar en la manipulación, la saturación de información en una época sin privacidad, la condición de voyeur del ser humano, los difusos límites entre lo real y lo virtual y las fronteras que unos se atreven a cruzar y otros no.

Todo esto se encuentra representado en el fan de una famosa y bella actriz que tiene un blog dedicado a ella y es engañado, en un misterioso hombre obsesionado con la actriz capaz de llegar donde el fan no se atreve para estar con ella, en unos hackers con talento que contactan con otro hacker pero que utiliza sus conocimientos para realizar prácticas terrorista y, finalmente, la actriz que pasará de vivir los privilegios y las angustias de su fama a la desaparición en un mundo donde la vigilancia y la falta de privacidad están a la orden del día; un mundo donde todo acaba resultando difuso y confuso.

La película se enriquece de su puesta en escena al permanecer entre los contornos de la pantalla del portátil del protagonista, un correcto Elijah Wood, utilizando bien el director todo lo que allí se ve. Así se multiplican los puntos de vista y las acciones en paralelo, las imágenes se llenan de información e incluso se sustituye la figura del flashback simplemente descargando un video que lo cuenta todo.

En cambio, la narración parece pedirnos un acto de fe. Al inicio ciertas situaciones o cosas poco creíbles las dejamos pasar por la potencia y originalidad de lo que se cuenta y por la habilidad del director. Pero a medida que avanza, sobre todo en su tercio final, la cosa, de forma consciente o no, se le va de las manos a Vigalondo abusando de giros narrativos y todo se retuerce y se le da demasiadas vueltas hasta descomponerse la imagen y la trama.

Pero, sin duda, Open Windows no es, ni mucho menos, una obra despreciable ni un thriller del montón. Primero, porque entretiene y entre sus imágenes busca una cierta reflexión sobre su propia condición y el mundo que le rodea. Y segundo, porque una vez más Vigalondo ha buscado hacer algo diferente, atrevido y nunca visto digno de valorar y ensalzar. Aunque, eso sí, se queda un poco lejos de sus referentes.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.