TRANSCENDENCE

0
742
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

CALIFICACIÓN: 5.5

  * *

         Floja reflexión sobre los peligros de la tecnología

Transcendence es una película fallida, que acaba devorada por sus pretensiones, afán de trascendencia y falta de verdadero discurso moral y fílmico. Además le perjudica una realización de Wally Pfister funcional y carente de vigor y personalidad.

Transcendence es un film tan ambicioso como desequilibrado que va de un inicio interesante y con posibilidades, de corte más realista y reflexivo, a un desarrollo y tramo final menos interesantes y que se echan a perder, adentrándose en la acción y en la ciencia-ficción mas artificiosa y poco creíble.

Estamos ante un intento de hablar de los peligros de la tecnología, el miedo a lo que no se comprende o la locura y el vacío a la que nos lleva la tecnología. Intenta reflexionar sobre si es posible que la tecnología conviva con lo humano, la lógica con las emociones. Y todo mostrando un ordenador con pensamiento, con una mente colectiva que lo controle todo pero que a la vez tenga alma, conciencia de sí mismo. Algo así como que a pesar de la muerte del cuerpo podamos vivir por otra forma.

Y el film lo hace en una narración descompensada y que va de más a menos, trazando el recorrido que lleva a un genio de la informática y las inteligencias artificiales a convertirse en una especie de Dios; de figura mesiánica omnipresente y omnipotente por obra y gracia de introducir su mente en un potente ordenador poco antes de morir.

Pero el film peca de ambicioso y eso hace que resulte desequilibrado y descompensado y que tenga dos partes muy diferenciadas. La primera hora más realista, interesante, sugerente y que conjuga mejor todos los ingrediente y una segunda hora que se les va de las manos a los guionistas y al director.

Así, pasamos de un inicio que interesa y da que pensar a una parte central algo más aburrida y que nos pide que creamos que la mente del protagonista puede introducirse en una inteligencia artificial creada a base de potentes procesadores cuánticos para termina con un tramo final que se les va de las manos con la nanotecnología, personas a las que se las regenera el cuerpo y están conectados y manipulados. Y todo con una historia de amor que se pretende emocionante derivando al melodrama.

A esto hay que añadir un guión que cae en situaciones y acciones no bien explicadas o poco creíbles y una realización y puesta en escena del debutante, y hasta ahora director de fotografía, Wally Pfister que no pasa de correcta y funcional.

Las interpretaciones resultan convincentes y ajustadas destacando a Johnny Depp, Rebecca Hall, Paul Bettany o Morgan Freeman.

Pero no bastan las interpretaciones para sustentar ni mitigar los defectos y carencias de un film que, sin duda, necesitaba mayor personalidad y talento visual, un discurso más sólido y un guión más equilibrado entre el realismo y la ciencia-ficción, la acción y el melodrama pero, sobre todo, entre la reflexión y el entretenimiento.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.