LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA

0
239

En el tercer trimestre del curso escolar se realiza la matrícula de los alumnos en los Centros de Enseñanza. Con este motivo, un año más hago una llamada apremiante a los padres, a los sacerdotes, a los religiosos, a los alumnos y a los profesores de Religión, para que muchos niños, adolescentes y jóvenes se apunten a la clase de Religión y Moral Católica.

?Es un derecho fundamental de los padres amparado por nuestra Constitución Española: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres, para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones” (Constitución Española, Art. 27, 3).

?La asignatura de Religión en la Escuela está basada en una concepción antropológica abierta a la dimensión trascendente del hombre y la mujer. Unida a la formación doctrinal y moral, la enseñanza escolar de la Religión Católica favorece también el desarrollo de la responsabilidad personal y social así como promueve el ejercicio de las demás virtudes cívicas para el bien común de la sociedad.

?En España el número total de alumnos inscritos en Religión asciende al 65,0 %. En nuestra Comunidad de Cantabria los datos estadísticos globales de alumnos matriculados en Religión en el curso 2013-2014, en Centros Públicos y Privados, han sido el 71,64 %. Desglosados: Educación Infantil (82,08); Educación Primaria (83,46); Educación Secundaria (55, 98); Bachillerato (44, 56).

?Mirando al futuro debemos decir que la LOMCE (Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Enseñanza) mejora la situación de la enseñanza religiosa escolar en las etapas de Educación Primaria y Secundaria. Sin embargo, su regulación en Bachillerato no garantiza suficientemente la oferta obligatoria de la asignatura por parte de los Centros ni, consecuentemente, que los padres y, en su caso, los alumnos puedan optar por ella en condiciones normales.

?Los Obispos Españoles pedimos una vez más que la enseñanza religiosa, como derecho fundamental de los padres y de los alumnos, sea una asignatura equiparable a las asignaturas fundamentales, de oferta obligatoria para los Centros y de opción voluntaria para los alumnos, y que el hecho de recibir o no recibir esta enseñanza no suponga discriminación académica alguna en la actividad descolar.

?Desde esta breve carta pastoral como Obispo de la Diócesis de Santander agradezco a los padres y a los alumnos en edad escolar el ejercicio libre y responsable del derecho que año tras año muestran a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral católica. Al mismo tiempo aprovecho la oportunidad para mostrar mi agradecimiento sincero y confianza en los Profesores de Religión que, con espíritu apostólico y dedicación profesional, imparten esta enseñanza con la esperanza de superar las dificultades actuales con la ayuda del señor y el patrocinio de la Virgen María.

+ Vicente Jiménez Zamora
Obispo de Santander