OCHO APELLIDOS VASCOS

0
493
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

         CALIFICIACIÓN: 6

       * *

                         ENTRETENIDA, SI, GRACIOSA, A RATOS, BUENA, NO

 

Por mucha gente que vaya a verla y por mucho fenómeno que sea, Ocho apellidos vascos no va  más allá de ser una comedia que tiene sus mejores bazas en los diálogos, chistes, réplicas y contra réplicas sobre los tópicos de los vascos pero el resto, como guión y dirección, queda descuidado y el film resulta algo endeble y en su tramo final poco inspirado, ya que el ingenio y gracia de esos diálogos no se mantienen durante todo el metraje. Hay que saber distinguir entre una buena película y una película graciosa y divertidilla como es esta.

Ocho apellidos vascos tiene un guión de Borja Cobeaga y Diego San José con un inicio muy gracioso y prometedor que va perdiendo brillantez y credibilidad; lleno de secuencias y situaciones traídas por los pelos hasta llegar a un tramo final pobre y soso.

Eso sí, estamos ante una comedia romántica que en general divierte y tiene chistes y diálogos con gracia, pero sin duda podría haber sido mucho mejor y, sobre todo, más regular y redonda.

Es como si todo el talento del film estuviera depositado en el gag verbal, en esos diálogos y replicas que recitan los actores con eficacia. En cambio el resto del guión y la dirección se han descuidado.

La película juega con los tópicos, prejuicios y choques culturales de una España llena de contrastes y tan diferente entre comunidades. Y todo se centra en lo que da de sí la relación, equívocos y enredos entre una chica vasca que acaba de anular su boda al ser abandonada por su novio y un mujeriego y vividor andaluz que se enamora perdidamente de ella y debe hacerse pasar por vasco para conquistarla y engañar al padre de esta.

Así el guión de Borja Cobeaga y Diego San José afila sus garras y se esmera en el gag verbal y en los chistes que ridiculizan los prejuicios de unos o caricaturizan y remarcan  los rasgos culturales de otros.

Pero ese guión de Cobeaga y San José descuida el resto de una trama que es muy simple, en la que se nota para bien que son creadores de la mítica serie de humor Vaya semanita pero todo lo demás de la película queda muy flojo.

Los chistes y diálogos funcionan en un divertido y gracioso inicio pero el enredo y equívocos que se desarrollan resultan forzados y no se sostienen. El film incide en momentos poco creíbles, la historia de amor es muy previsible y se la acaba dando muchas vueltas, además la narración va perdiendo fuerza y gracia a medida que se acerca al final.

Con todo, lo peor acaba siendo la floja dirección de Emilio Martínez-Lázaro con una realización y puesta en escena muy planas y que desaprovechan el potencial de algunas secuencias.

Así, lo que podría haber sido una gran comedia muy graciosa, con trasfondo y momentos memorables al estilo de Pagafantas se queda en un film entretenido que vale lo que valen sus ocurrencias, diálogos y chistes sobre vascos moviéndose entre lo tópico y lo políticamente incorrecto entre la comedia costumbrista y la sátira social.

Por todo esto, aunque  este arrasando en taquilla, gustando al gran público y en más de una ocasión nos provoque la risa o la sonrisa, Ocho apellidos vascos es una comedia que empieza con mucha chispa y brillantez y acaba con poco interés y poca gracia sin dejarnos ninguna secuencia ni personaje para el recuerdo.  Y es que como decíamos al principio de la crítica hay que saber distinguir entre una buena película y una película graciosa y divertidilla como es Ocho apellidos vascos.

[youtube id=”IovDwF9SX6Q” width=”600″ height=”350″]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.