El Racing de Santander certificó su presencia en los cuartos de final de la Copa del Rey tras doblegar al Almería en el partido de vuelta (0-2), celebrado en el estadio de los Juegos del Mediterráneo, tras hacer bueno el 1-1 cosechado en El Sardinero hace siete días.

El cuadro montañés, que atraviesa una difícil situación económica, está firmando un curso sobresaliente. Líder indiscutible del grupo I de Segunda B, este martes dio una lección de humildad ante todo un equipo de Primera División, el Almería, que se confío demasiado.

El conjunto santanderino, cuyos jugadores llevan varios meses sin cobrar, viajó a Almería en autobús (13 horas), pero supo sobreponerse al esfuerzo para conseguir el billete a los cuartos de final, donde ya les espera el ganador de la eliminatoria entre Real Sociedad y Villarreal.

El Racing, dirigido por Francisco Fernández, se adelantó por mediación de Mariano, que anotó a la hora de encuentro gracias a un certero cabezazo. El tanto daba el pase a los cántabros, pero para despejar cualquier duda llegó el segundo, obra de Rubén Durán tras un control exquisito dentro del área.

De esta forma, el Racing sigue adelante en su aventura copera después de haber superado ya cuatro rondas. En la primera apeó al Hospitalet, en la segunda hizo lo propio ante el Leganés, a quién eliminó en la tanda de penaltis, y en dieciseisavos dejó en la cuneta al Sevilla.

Comments are closed.