EL RETIRO DE ADVIENTO SUPERÓ LAS EXPECTATIVAS DE ASISTENCIA

0
380
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Dos acontecimientos han marcado la agenda de nuestra Iglesia de Santander durante este fin de semana. El primero fue el retiro que el pasado sábado presidió en el Seminario de Corbán el obispo Mons. Vicente Jiménez con motivo del inicio del Adviento, y cuya afluencia de personas vinculadas a diferentes secretariados y delegaciones diocesanas, superó las expectativas de asistencia.

El segundo acontecimiento fue la celebración del décimo aniversario de la apertura y consagración del nuevo templo de Nuestra Señora de Belén, en el Cerro del Alisal de Cazoña, y que tuvo como centro del programa conmemorativo una Eucaristía que presidió nuestro obispo el domingo, a las 12,30 horas.

En lo que respecta al retiro de Adviento, éste congregó a más 200 personas que asistieron convocados por las delegaciones de Familia y Vida, Catequesis, Apostolado Seglar, Liturgia, Cofradías y de otros movimientos. Además se contó con un servicio de guardería para que las familias pudieran asistir con más comodidad.
La mañana del retiro comenzó con una oración y una reflexión de D. Vicente sobre la alegría y la esperanza, en la que nuestro pastor citó palabras del Papa Francisco a la vez que expuso los motivos de la alegría para los cristianos, así como los obstáculos que nos impiden alcanzarla.

Igualmente, explicó que la oración, la vigilancia activa, el trabajo, la paciencia y la sobriedad deben de estar presentes en nuestras vidas para preparar el camino al Señor que llega en Navidad.
Posteriormente, tras un espacio para la oración personal y un café compartido, Mons. Jiménez abordó en su segunda reflexión las actitudes que debemos tener los cristianos ante una crisis como la actual que presenta dimensiones políticas, económicas, laborales, a la vez que sociales, familiares y personales.
La jornada finalizó con una Eucaristía y con una comida compartida entre todos los asistentes.
Historia de la parroquia

Los orígenes de la Parroquia de Ntra. Sra. De Belén se remontan a principios de los años setenta. Entonces algunos miembros de la recién creada Asociación de Vecinos Ntra. Sra. De Belén solicitaron al Obispado un sacerdote que celebrara una misa dominical en el barrio.

Fue un religioso franciscano quien a requerimiento del obispo comenzó a celebrar, en 1974, la misa los sábados por la tarde en el salón de actos del Instituto de La Albericia.

Un año después llega de París el sacerdote, D. Modesto Sanemeterio Cobo, que ofició la misa dominical y también compartió las situaciones religiosas y sociales de entonces.

El 30 de septiembre de 1976, el entonces obispo de Santander, Mons. Juan Antonio del Val, crea dos nuevas parroquias: Santa Sofía, y Ntra. Sra. De Belén, cuyos terrenos jurisdiccionales son segregados de la Parroquia de La Sagrada Familia de La Albericia.

Posteriormente, el 23 de octubre de 1976, el obispo inaugura en los bajos de los bloques nº 21 y 22, el Grupo Ntra. Sra. De Belén, donde se albergó hasta hace diez años la capilla y los locales que servían de parroquia.

En la década de los noventa y tras formarse las nuevas urbanizaciones en el Cierro de Alisal, se crea conciencia de la necesidad de una nueva iglesia y de unos locales apropiados para la parroquia.

Tras varias gestiones, en diciembre de 1997 se aprueba el proyecto, pero hasta el 5 de septiembre de 2001 no se comienzan las obras que concluyen en junio de 2003 y que dan paso a la dedicación, consagración y apertura del nuevo templo el 29 de noviembre del año 2003.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.