Mons. JIMÉNEZ, PIDE A TODOS SUS DIOCESANOS A QUE ACUDAN, ESTE DOMINGO, A LA CLAUSURA DEL AÑO DE LA FE, EN LA CATEDRAL

0
312

El obispo de Santander, monseñor Vicente Jiménez Zamora, clausurará este domingo, a las cinco de la tarde, en la catedral, el Año de la Fe que el Papa Benedicto XVI inauguró en Roma, con carácter universal, el 11 de octubre del pasado año.

Entonces, la Diócesis cántabra quiso también sumarse a este “acontecimiento de gracia” como una muestra “de comunión con la Iglesia universal”.

El Año de la Fe, ha exhortado a los fieles a emprender “con entusiasmo” una nueva evangelización en sus entornos. Ademá, este acontecimiento se convocópara conmemorar los 50 años del Concilio Vaticano II (1962-65) y los 20 de la promulgación del nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, cuyo texto fue “uno de los frutos del Concilio”.

Mons. Jiménez, citando palabras del Papa Benedicto XVI, explicó que la convocatoria del Año de la Fe  ha querido que la Iglesia renueve el “entusiasmo”de creer en Jesucristo, “único Salvador del mundo”, y se reavive la “alegría” de caminar por el camino que Él nos ha indicado.

Para ello, el Papa pidió que se testimoniara “de modo concreto” la fuerza transformadora de la fe a través del anuncio de la Palabra, de la celebración de los sacramentos y de las obras de la caridad”.

Dada la solemnidad de la celebración de este domingo en la catedral, Mons. Jiménez ha pedido que acudan el mayor número posible de fieles para participar  unidos en la misa de clausura del Año de la Fe en la Diócesis de Santander.

Descubrir la fuerza de la Fe

Con motivo de estas conmemoraciones de la Iglesia, el obispo de Santander presentó en 2012 una amplia Carta pastoral titulada, “El Año de la Fe y la renovación de nuestra Iglesia Diocesana”.

En consonancia con su texto, Mons. Jiménez explicaba que uno de los objetivos de esta magna convocatoria universal era la de “descubrir” la “fuerza de la fe” para que, “viviéndola nosotros primero, la pudiéremos transmitir después a los demás”, destacaba.

La “Nueva evangelización” a la que instó a emprender el Año de la Fe ha sidotambién “para aquellos que, siendo bautizados, están en la actualidad alejados de Cristo y de la práctica sacramental de la Iglesia” a la que ellos tambiénpertenecen, pues la “Iglesia siempre tiene la puerta abierta”. A ellos queremos también “llegar de nuevo”, dijo el prelado al presentar la Carta pastoral.

Peregrinaciones a la Catedral

Entre las actividades que programó el Año de la Fe en la Diócesis de Santander,fueron las magnas peregrinaciones de los fieles a la catedral que acudieron en diferentes sábados. Así, peregrinaron los fieles procedentes de las cuatro Vicarías territoriales en que se divide la Diócesis, los cuales se acercaron entre marzo y mayo pasado para expresar su comunión con el obispo y con la Iglesia universal.