Evangelio y Comentario – XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario

0
649
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 21, 5-19

En aquel tiempo, algunos ponderaban la belleza del templo, por la calidad de la piedra y los exvotos. Jesús les dijo:

–Esto que contempláis, llegará un día en que no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido.

Ellos le preguntaron:

–Maestro, ¿Cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder?

Él contestó:

–Cuidado con que nadie os engañe. Porque muchos vendrán usurpando mi nombre, diciendo: “Yo soy”, o bien: “el momento está cerca”; no vayáis tras ellos. Cuando oigáis noticias de guerras y de revoluciones, no tengáis pánico. Porque eso tiene que ocurrir primero, pero el final no vendrá en seguida.

Luego les dijo:

–Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países epidemias y hambre. Habrá también espantos y grandes signos en el cielo. Pero antes de todo eso os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a los tribunales y a la cárcel, y os harán comparecer ante reyes y gobernadores, por causa de mi nombre: así tendréis ocasión de dar testimonio. Haced propósito de no preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os traicionarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán por causa de mi nombre. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

Palabra del Señor

COMENTARIO por Gervasio Portilla

El Evangleio de este Domingo Trigésimo Tercero del Tiempo Ordinario,nos habla de la segunda venida del Señor para restaurar su reino de justicia,de amor y paz.

La destruccion del Templo, significa el fin de la antigua alianza entre Dios y el pueblo judío,sobre ruinas se va a construir un nuevo pueblo,al que tendrán acceso todas las naciones de la tierra.

El mensaje permanente, valedero para cada época de la historia, que vive momentos desconcertantes y grandes convulsiones:es una llamada clara y gozosa a la esperanza y a la coherencia en nuestra forma de esperar.

En estos tiempos, se hace dificil se consecuente con principios y permanecer firmes en una vida honesta, sin dejarnos llevar por el oportunismo y el relativismo.

Diferentes corrientes ideológicas sacuden nuestras conciencias, nuestro mundo parece un calco, en muchos momentos, de la descripción del Evangelio de este Domingo.

Sin embargo,el Espíritu del Señor nunca nos abandona, permaneciendo siempre junto a nosotros: “ni siquiera un cabello de vuestra cabeza perecerá”.

Hasta el próximo Domingo si Dios quiere.
Paz y bien.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.