EL OBISPO PRESIDE, ESTE LUNES, LA TRADICIONAL APERTURA DEL CURSO ACADÉMICO DEL SEMINARIO DIOCESANO DE MONTE CORBÁN

0
209
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

El obispo de Santander, monseñor Vicente Jiménez, presidirá este lunes 14, a las 18 horas, la apertura solemne del nuevo Curso Académico 2013-14 del Seminario Diocesano de Monte Corbán.

Este año, son cinco seminaristas los que se forman para acceder al clero diocesano, a los que hay que añadir los tres chicos del Seminario Menor destinado a los niños que muestran indicios de sentir la llamada al sacerdocio.

Por su parte, desde la Pastoral Vocacional diocesana, se promociona el llamado Seminario Menor en Familia, una iniciativa que trata de orientar y de encauzar a aquellos niños que han manifestado indicios de una vocación y que en la actualidad le integran cinco chicos.

PROGRAMA ACADEMICO

El programa de apertura académica se iniciará, a las 18 horas, con la tradicional Misa del Espíritu Santo en la que los fieles piden al Señor que suscite vocaciones y que “envíe su Espíritu” para que “asista con sus dones” a los jóvenes que se preparan para ser pastores de la Iglesia, explicó el rector del Seminario, Juan Valero.

A las 19 horas, se iniciará el acto Académico con la Lección inaugural, que este año correrá a cargo del sacerdote, compositor y organista, Juan Jáuregui Castelo, que intervendrá con la ponencia, “El canto en la celebración litúrgica”.

Con posterioridad, el rector, Juan Valero, dirigirá unas palabras a los asistentes y después intervendrá Mons. Jiménez para concluir el acto académico con la entonación del tradicional himno, “Gaudeamus Igitur”.

Por último, a las 20,15 horas, tendrá lugar un “ágape fraterno que servirá de convivencia” entre seminaristas, familiares, profesores y asistentes.

DESCENSO DE SEMINARISTAS

En estos últimos años, el obispo monseñor Jiménez, ha instado a “que todos sintamos” la preocupación por el Seminario y por las vocaciones sacerdotales.

El obispo ha confesado sentirse “preocupado por la escasez de vocaciones” sacerdotales en la Diócesis; por ello “se necesita con urgencia” a jóvenes dispuestos “a oír la llamada” que Dios les hace para ser sacerdotes de su Iglesia.

Para el prelado es necesaria la “participación de todos” para que se susciten vocaciones; la del obispo y la de los sacerdotes y miembros de vida consagrada, pero también la de los padres, catequistas, profesores de Religión y demás responsables eclesiales.

Mons. Jiménez recuerda que la nueva Programación Pastoral Diocesana para este curso insta, en uno de sus apartados, a que se promueva la llamada “cultura vocacional”, a través de la propuesta directa mediante el diálogo personal con los jóvenes que muestran indicios de una vocación.

En esta línea considera que “nuestro estilo de vida y nuestra oración” es otra forma de ocasionar vocaciones, ya que el testimonio de vida “contagia y es fuente de vocaciones”.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.