El Obispo ordena a tres nuevos sacerdotes para la Diócesis

0
121
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

El obispo de Santander, monseñor Vicente Jiménez, ha instado a los diocesanos
cántabros a fomentar una “cultura vocacional” para que se susciten vocaciones
sacerdotales. Quiero -dijo- que todos “sintamos la preocupación” por el Seminario y por
las vocaciones sacerdotales.

Este llamamiento le efectuó este domingo en la Catedral en el transcurso de la homilía
que ha dirigido a los asistentes a la misa en la que se han ordenado tres sacerdotes para
la Diócesis.

Los nuevos presbíteros son, Alejandro Benavente Talaverón de 41 años y natural de
Santander; Ricardo Díaz Ruiz, de 27 (Argomilla de Cayón), y Adrián Saínz Itúrbide, de
24 (Argoños).

A la celebración, han asistido numerosos familiares, amigos y vecinos de las localidades
natales de los seminaristas y que, en algunos casos, se han trasladado en un autobús.
Asimismo, se han encontrado numerosos sacerdotes del clero diocesano que han
acudido como signo de acompañamiento.

Mons. Jiménez, también se dirigió en su homilía a los tres jóvenes ordenados para
explicarles que la espiritualidad que brota “del ser sacerdotal” se articula en torno a
tres ejes que pasan por “la intimidad” con Jesucristo; “la fraternidad” con el resto de los
sacerdotes y, por último; con el “estudio y la formación permanente”.

Crisis vocacional

Mons. Jiménez señaló que el actual tiempo de crisis de vocaciones al sacerdocio se
debe, entre otras razones, porque existe una “crisis vocacional cristiana”.
“Os confieso” -señaló- que “me preocupa” el tema de las vocaciones sacerdotales en
nuestra Diócesis. “Necesitamos con urgencia” a jóvenes “dispuestos a oír la llamada”
que Dios les hace para ser sacerdotes de su Iglesia.

El obispo precisó que aunque la vocación “es un don de Dios” y lo da a “quien quiere
y cuando quiere”, la vocación también es fruto de la respuesta que “el llamado da en
libertad”, y es aquí donde “cobra importancia nuestra intervención: la vuestra y la
mía; junto con los padres, catequistas, profesores de Religión y demás responsables
eclesiales”, remachó.

Asimismo, rechazó resignarse a “seguir siendo espectadores” del paulatino descenso del
número de seminaristas; por eso realizó “una llamada” para “redoblar el esfuerzo” en
la pastoral vocacional con los jóvenes, que es una de las acciones de la Programación
Pastoral Diocesana de este nuevo curso eclesial.

Igualmente, Mons. Jiménez exhortó a “promover” la denominada “cultura vocacional”,
a través de la “propuesta directa” mediante el diálogo personal y también a través de
“nuestro estilo de vida y de nuestra oración, ya que el testimonio de vida contagia y es
fuente de vocaciones”, concluyó.

Primera misa

Tras su ordenación, Ricardo Díaz, cantará su primera misa este lunes 7, a las 19,30
horas, en su parroquia natal de San Andrés de Argomilla de Cayón, mientras que
Alejandro Benavente celebrará su primera Eucaristía el martes, a las 20 horas, en la
parroquia de San Miguel y Santa Gema de los Padres Pasionistas de Santander, donde
fue bautizado.

Por su parte, Adrián Saínz, oficiará su primera misa el miércoles próximo, a las 19
horas, en la parroquia de San Miguel de Meruelo.

Este nuevo curso se están formando cinco seminaristas para acceder al clero diocesano,
a los que hay que añadir tres chicos del Seminario Menor y otros cuatro más que
pertenecen al llamado Seminario Menor en Familia, una iniciativa pastoral que trata de
orientar y encauzar a aquellos niños que han manifestado indicios de una vocación.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.