Etapa nº 29 – “Los carteros de Suecia no se bajan del coche para repartir las cartas al tener el volante a la derecha”

0
166
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Buena tortilla nos hicimos ayer con los seis huevos a la que añadimos jamón york que llevábamos, después de unos espaguetis chinos. Luego videoconferencia con nuestras churris y a la cama.

Hoy antes de las 7:00 ya estábamos en la carretera. Teníamos que coger la malquerida E4 que nos llevaría a Umea. Con este nombre se me ocurre un chiste, “u mea u caga, pero date prisa”. Es la consigna de cada mañana de Tomás apremiándome para que arranque, que soy muy tardón.

No hablaremos más de esta maldita carretera, por eso lo último que a Tomás se le ha ocurrido es desear al diseñador o a los responsables que la hicieron que cada día tuvieran que pedalear unos 50 km. por ella.

Imaginad cualquier carretera con un pequeño arcén, lo justo para que un funambulista camine, ahora vamos a colocar un quitamiedos a 30 cm. de la línea que separa el arcén de la carretera, luego horadamos esa línea para que los vehículos que la pisen se mueran de miedo por el ruido. Pero eso no es todo, pongamos una mediana entre los dos sentidos de la circulación para que nadie pueda invadir el carril opuesto y hagamos la anchura de la calzada bien justita, para que los camiones, y sobre todo, los coches con caravana, que aquí se llevan mucho, no puedan dejar apenas nada de espacio a las bicicletas, y menos si van con alforjas, que se afanan por no circular dando saltos por la línea horadada. No sé si me explico, pero el resultado es el que veis en la foto. ¡no hay espacio para la bicicleta! Mientras los coches circulan a 120 km/h bamboleándonos como juguetes a pesar de los 40 kg. que, como sabéis, llevamos en nuestra malherida entrepierna.

Estábamos llegando a Umea cuando nos apareció un ciclista vestido con un maillot de Mallorca y nos saludó en español. ¡Que alegría!. Bueno lo único que sabía en español era eso, luego nos comunicamos como Dios nos dio a entender, pero nos entendimos. Era un chico guapo y rubio de los que vamos a enviar una expedición a Torrelavega para que os podáis dar un capricho. Nos hicimos una foto y ahí os la enviamos. Se llama Esteban y está libre.

Por cierto, no habéis atinado con la adivinanza que os propusimos días atras sobre los coches de Correos, recordáis que os dijimos que repartían las cartas en zonas muy amplias, que un cartero en bicicleta moriría en tres días (salvo que fueran como nosotros, je, je).

Así que tenemos que deciros que los vehículos de reparto de Correos de Suecia, llevan el volante a la derecha, así que el cartero abre la ventanilla y como los buzones han de estar a cierta altura, no tienen más que abrír el buzón y echar las cartas.

El camping al que hemos llegado, se llama “First Class de Umea”, otro camping superpoblado que está al lado de unos campos de futbol donde cientos de niños y niñas juegan en lo que parece ser un supercampeonato. Eso sí, todos son rubios, Tomas ha contado 95 rubios jugando en el parque infantil. Está impresionado con la rubiez.

Hemos comprado, como veis en la foto una buena cena, al final nos ha sobrado el segundo plato, pensamos comerlo mañana. El sabor era raro pero el hambre era mucha. ¡Pa dentro!.

A pesar de caminar junto al mar, hoy solamente nos hemos acercado a la playa. Ni se ve por la cantidad de Pinos que hay.

Saludos y hasta mañana

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.