21 etapa: La noche blanca

0
258
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Hola amig@s:

Anoche nos hemos acostado pronto en medio de la nada y hemos caído derrotados entre los pinos.

Un dato curioso, me levanté a las 3:25 horas de la madrugada a eso… y ví que el cielo estaba claro, quizá ya se pueda notar por estas latitudes que no anochece del todo. Mañana si también me meo os lo confirmaré.

A la salida nos hemos dado un desayuno de campeonato en una gasolinera. Otro dato curioso, pedimos chocolate y nos indicaron la máquina donde sale el café. Nada, no había botón para el chocolate así que llamamos a la dependienta, nos puso el vaso en un pitorro como el que sale en las cafeteras el vapor de agua para calentar la leche y salió ¡Un chorro de agua hirviendo!. A continuación nos indicó dónde coger un sobrecito para verter en el agua. El sobre tenía polvos de cacao y quiero pensar que también algo de leche. Nos lo comimos y bebimos todo.

Hoy hemos recorrido 127 km en 7 horas y 33 minutos. Ha sido la etapa más cómoda desde que salimos de casa. Llana y ¡con viento a favor!. Hemos llegado al camping Isaberg justo terminando la etapa del Tour, lástima que Contador no pudiera con Froome.

Os vamos a contar cómo transcurren los días sobre la bicicleta. Tras levantarnos sobre las 6 de la mañana nos ponemos en la carretera de 7:30 a 8:00 pues hay mucho que colocar. Buscamos un sitio donde desayunar. Esta tarea está encomendada a Tomás que lo averigua por el olfato. Luego a pedalear con la idea de haber hecho para la hora de comer al menos 85 a 90 kms. Ha habido etapas de duras rampas y viento en contra que sólo por obstinación hemos conseguido vencer, pero os aseguramos que si no fuera por la cabeza, las piernas hubieran abandonado ya.

En carretera no es fácil conversar y por eso nos tiramos kilómetros sin decirnos una palabra, porque hay que poner mucha atención al tráfico.

Esperamos con esta breve explicación haber contestado a los que nos habéis pedido información del día a día sobre la bicicleta

Tomás dice que si no fuera por la fuerza de voluntad tan grande de Jose que me anima y siempre es positivo ante las adversidades yo ya hubiera abandonado.

Hoy nos acostamos pronto en un buen sitio. Mañana, como pasado, y el otro tenemos otros 140 km. que merendarnos. ¡A por ellos!

 

 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.