LA ASAMBLEA DIOCESANA DE LAICOS

0
227

Con todos los diocesanos doy gracias a Dios por la celebración de la Asamblea Diocesana de Laicos, que se ha celebrado los sábados 22 y 29 de junio pasado, en nuestro Seminario Diocesano de Monte Corbán. Ha sido un gran acontecimiento de gracia y una rica experiencia de comunión en nuestra Diócesis de Santander. El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres (cfr. Ps 125).

En esta breve carta pastoral quiero recordar con agradecimiento la historia del camino recorrido para seguir avanzando con esperanza y dar respuesta a lo que el Señor nos pide a nuestra Iglesia Diocesana.

El lema ha sido Cristianos enraizados en la sociedad, para indicar la inserción y presencia de los laicos en nuestro mundo como sal, luz, levadura, desde la profunda comunión con Cristo.

El objetivo general era descubrir más la identidad de los laicos, promover la comunión y participación en la vida de la Iglesia, y suscitar la misión en el mundo.

El proceso ha sido largo y ha implicado a muchos. Ha tenido una etapa de lanzamiento y sensibilización a través de un tríptico; se realizó una gran encuesta para detectar la situación y necesidades de nuestros laicos; ha tenido tres fases de desarrollo para tratar cada uno de los tres grandes bloques: identidad, comunión y misión.

Los materiales de trabajo de los grupos, elaborados por la Comisión Encargada, han estado estructurados según los siguientes pasos: oración; presentación breve del tema; constatación de la situación con sus luces y sus sombras; reflexión doctrinal y discernimiento, a la luz de la Palabra de Dios y de la Doctrina de la Iglesia; revisión de nuestra vida personal y comunitaria; formulación de propuestas concretas y operativas de los grupos.

Las coordenadas eclesiales de la Asamblea han sido:

  1. El Año de la fe convocado por el Papa Benedicto XVI para conmemorar el 50º aniversario del Concilio Vaticano.
  2. La Nueva Evangelización, a la que es convocada toda la Iglesia para mostrar la urgencia del anuncio del Evangelio y superar el desafío de la indiferencia religiosa y el cansancio de muchos de nuestros cristianos.
  3. Cambio de Pontificado, con la elección por el Espíritu Santo del Papa Francisco, que está suscitando una gran esperanza en la Iglesia y en el mundo, y nos está llamado a salir a la misión, a las periferias geográficas y existenciales y a encontrar nuevas formas del anuncio del Evangelio, movidos por el Espíritu Santo, desde la pobreza y libertad evangélicas.

La fase final de la Asamblea, en los sábados, 22 y 29 de junio de 2013, ha sido una expresión gozosa de vivencia eclesial, en la que se ha orado, se han presentado ponencias y se han aprobado una serie de propuestas, que se refieren a los tres grandes capítulos de la Asamblea: identidad del laico, comunión eclesial y misión en el mundo. Todas estas propuestas, entregadas al Obispo, serán la base de las futuras programaciones pastorales en nuestra Diócesis. La Eucaristía final de acción de gracias en la solemnidad de San Pedro y San Pablo ha sido la culminación de nuestra Asamblea.

+ Vicente Jiménez Zamora
Obispo de Santander