Manuel Menéndez es el enemigo común de empleados y afectados por las preferentes en Caja Cantabria

0
163
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

El colectivo de afectados por las preferentes de Caja Cantabria han hecho público un comunicado que reproducimos integramente en nuestro deseo de que se oiga su voz:

Los afectados por las participaciones preferentes emitidas y vendidas por Caja  Cantabria lamentamos la situación en la que la actitud de Manuel Menéndez,  presidente de Liberbank, el banco en el que se integra la entidad cántabra, ha  colocado a sus empleados, que, al igual que los clientes, no le importan ni lo  más mínimo. Por ello, desde la Plataforma de Afectados creemos que  quizá en este momento, tras el plan de reducción de costes laborales anunciado  por Menéndez, que incluye suspensión de contratos y bajadas salariales para la  plantilla, a los trabajadores de la Caja les resulte más fácil comprendernos  cuando hemos manifestado nuestra angustia, irritación y, en ocasiones,  impotencia, frente al problema en el que nos han embarcado. Esperamos que  entiendan que tenemos un enemigo común y que ese enemigo se llama Manuel  Menéndez. Y es que las palabras y hechos del presidente de  Liberbank sólo van encaminados a lograr su perpetuación en el poder al frente  del banco, sin importarle lo más mínimo ni clientes, ni empleados, ni nada que  no sea, única y exclusivamente, mantener el control sobre una entidad de la que  se siente dueño y señor absoluto. Precisamente, por esta actitud se  ha llegado a la actual situación en Caja Cantabria, porque muy pocas personas se  han atrevido a hacer frente a Menéndez como ha hecho nuestra Plataforma, tanto  desde dentro como desde fuera de la entidad. Por todo ello,  consideramos que, ahora que Menéndez empieza a dejar entrever su verdadero  rostro, a muchas personas, empleados incluidos, se les habrá caído -o se les  caerá en breve- la venda de los ojos. En cuanto al plan de  recapitalización anunciado por Liberbank para cubrir los 1.198 millones de euros  de déficit detectados (plan que Caja Cantabria ha rechazado apoyar hasta que no  tenga información sobre las medidas concretas previstas por Menéndez), desde la  Plataforma de Afectados por las Preferentes creemos que, aunque es mejor que  nada, no servirá de mucho, porque la Caja es “una gota” dentro de este banco,  del que también forman parte Caja Astur y Caja Extremadura y que estuvo a punto,  además, de fusionarse con Ibercaja y Caja Tres para formar LiberCaja. En cualquier caso, esperamos que la negativa de Caja Cantabria a  la hora de apoyar el plan se mantenga hasta el día 30 de octubre, fecha prevista  para la Asamblea General, y los consejeros no cambien antes de parecer. También aprovechamos para lamentar que Liberbank se esté dando  prisa para tratar de solventar problemas recientes, como el agujero detectado en  la auditoría de Oliver Wyman hace menos de quince días, mientras sigue sin mover  un dedo a la hora de solucionar deudas pendientes, como la devolución del dinero  atrapado en preferentes a sus clientes, pese a que el escándalo por esta estafa  se destapó hace ya casi un año. Mientras tanto, los miembros de la  plataforma seguimos y seguiremos con nuestra lucha, con actos de protesta, como  el desarrollado el jueves frente a la sede central de Caja Cantabria, en la  Plaza Porticada de Santander, parte de la cual Menéndez quiere poner en venta  para tapar alguno de los boquetes de este barco que se hunde, llamado  Liberbank.  La concentración coincidió con una reunión entre  enviados de Liberbank y representantes de los trabajadores y del Consejo de  Administración de Caja Cantabria, suponemos que para venderles las bondades del  auténtico “plan de exterminio” que implica la reestructuración de la plantilla  que pretende poner en marcha Menéndez. En total, en la protesta  participamos más de medio centenar de clientes de la Caja estafados por las  preferentes, a los que se sumaron ciudadanos anónimos que, si bien no tienen  estas participaciones, se solidarizan y apoyan a los afectados por este fraude. Ataviados con camisetas, pancartas y carteles alusivos a este robo  sin precedentes, aprovechamos para exigir, una vez más, la devolución del  dinero, ya que mientras nosotros nos dedicábamos a ahorrar, Caja Cantabria se  dedicaba a estafarnos, lo que además de una vergüenza es una injusticia de  libro. También pedimos a uno de los consejeros (Vicente Arce, de  CCOO) que trasladara al Consejero de Liberbank, Enrique Ambrosi, que nos reciba,  para instarle a que se avance en una solución definitiva, justa, digna y  satisfactoria a este viejo problema, que no solo no está haciendo sufrir a  nosotros, sino que también está dañando la imagen de la Caja y está acabando con  la paciencia de sus clientes, afectados y no afectados, muchos de los cuales se  están marchando, por temor y precaución, a otras entidades.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.