Evangelio y Comentario – XXIX Domingo del Tiempo Ordinario

0
226
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 10, 35-45

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los hijos del Zebedeo,

Santiago y Juan, y le dijeron.

— Maestro, queremos que hagas lo que te vamos a pedir.

Les preguntó:

— ¿Qué queréis que haga por vosotros?

Contestaron:

— Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda.

Jesús replicó:

— No sabéis lo que pedís, ¿sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber o de bautizaros con el bautismo que yo me voy a bautizar?

Contestaron:

— Lo somos.

Jesús les dijo:

— El cáliz que yo voy a beber lo beberéis, y os bautizareis con el bautismo con que yo me voy a bautizar, pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda, no me toca a mí concederlo; está ya reservado.

Los otros diez al oír aquello, se indignaron contra Santiago y Juan. Jesús reuniéndoles, les dijo:

— Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes les oprimen. Vosotros nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser el primero, sea esclavo de todos. Porque el Hijo del Hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por todos.

Palabra del Señor

COMENTARIO por Gervasio Portilla

En el Evangelio de este Vigésimo Noveno Domingo del Tiempo Ordinario, podemos ver como los discípulos no entienden bien el autentico mensaje de Jesús y lo ven de un a forma terrenal y material, tratando de obtener beneficio propio; como nos ocurre en la actualidad.

El Señor, hace ver lo que debe de ser la fraternidad y el servicio, donde mandar debe significar entrega a los demás.

Cuando la comunidad religiosa actua así; su trabajo es fecundo y el ejemplo acaba germinando en la sociedad, sin embargo, cuando actua según coordenadas de otro tipo, se acaba desnaturalizando y pierde sentido.

La autoridad, no puede ser entendida como dominio, sino como servicio; aunque la tentación anide en nosotros.

La virtud de la humildad, claramente contraria a la soberbia engrandece al ser humano y lo acerca a Dios.
Hasta el próximo Domingo si Dios quiere. Paz y bien.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.