Evangelio y Comentario – XXIII Domingo del Tiempo Ordinario

0
556
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 7, 31-37

En aquel tiempo, dejó Jesús el territorio de Tiro, pasó por Sidón, camino del lago de Galilea, atravesando la Decápolis. Y le presentaron a un sordo, que, además, apenas podía hablar; y le piden que le imponga las manos. Él, apartándolo de la gente a un lado, le metió los dedos en los oídos y con la saliva le tocó le lengua: Y mirando al cielo, suspiró y le dijo:

— Effetá (esto es, “ábrete”).

Y al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y hablaba sin dificultad. Él les mandó que no lo dijeran a nadie; pero, cuanto más se lo mandaba, con más insistencia proclaman ellos. Y en el colmo del asombro decían:

— Todo lo ha hecho bien; hace oír a los sordos y hablar a los mudos.

Palabra del Señor

COMENTARIO por Gervasio Portilla

En este Vigésimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario,el contexto evangélico rechaza la distinción judía entre hombres puros e impuros.
El Señor, una vez más, realiza su acción sandora y reparadora, al mismo tiempo de alguna manera condena el sentido de casta de los fariseos.
Esta acción, tambien tiene un significado especial para los cristianos, tener los oidos abiertos a la palabra del Señor y a las miserias y carencias humanas y materiales.
Lo mismo nosotros, debieramos estar abiertos con amplitud de miras y leer bien los sginos de los tiempos sin temor alguno y abandonandonos a la fuerza del Espíritu.
La fe cristiana, tiene una misisón universal y la tarea del creyente, conssite en acercarse a todos, sin exclusivismos.
Los seguidores de Jesús, debemos de intentar de forma permanente despertar, aún siendo conscientes de nuestras limitaciones, la imagen luminosa de Dios.

Hasta el próximo Domingo si Dios quiere. Paz y bien.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.