Cañizares: hace falta “hombres que piensen de manera nueva, a contracorriente”

0
271
cardenal antonio cañizares mons carlos osoro seminario de monte corban
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Dió comienzo el lunes 6 de agosto en el seminario de Monte Corbán tres nuevos cursos organizados por la Universidad Católica de Valencia, San Vicente Mártir.

 

Los “Derechos del niño en la encrucijada”, “A las puertas del año de la fe” y “La productividad objeto irrenunciable” son los tres cursos que comenzaron el 6 de agosto y finalizan el 10 de agosto.

El curso sobre los derechos del niño, pretende ser una revisión actual sobre el interés que se aplica en la legislación española en órdenes tan distintos como la justicia juvenil, la protección el menor como víctima, el derecho a la estabilidad familiar y procesos de adopción entre otros temas.

 

El  curso de economía dirigido por el economista José T. Raga abarcará todos los campos de la productividad como el factor trabajo, la productividad del capital físico, los recursos energéticos y el sistema financiero.

 

Y finalmente y no menos importante la Universidad Valenciana organiza esta semana un curso de pensamiento cristiano sobre la renovación y acompañamiento de los laicos en la vida pública, curso que ha contado con la presencia y participación de Mons. Carlos Osoro, Arzobispo de Valencia y el Cardenal D. Antonio Cañizares, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

 

Durante su intervención el Cardenal Antonio Cañizares, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, ha urgido a los cristianos laicos a “una nueva evangelización” que alcance al mundo de la cultura y en la que “la grandeza, la dignidad y la vocación del hombre se expresen verdaderamente”.

El prelado ha pronunciado la conferencia titulada ‘Los laicos en la evangelización del siglo XXI’, en el marco de los cursos de verano que la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” celebra en el Seminario Diocesano Monte Corbán de Santander. Monseñor Carlos Osoro, Arzobispo de Valencia, que hablará mañana sobre Universidad e Iglesia, ha inaugurado este curso de pensamiento cristiano y presentado al Cardenal.

El Cardenal Cañizares ha subrayado que se necesitan “hombres que piensen de manera nueva, a contracorriente, para que la cultura cambie”. “Eso es la evangelización de la cultura”, y que se debe llevar a cabo en la Universidades, la familia, la escuela, el Parlamento y los medios de comunicación social, entre otros, según ha enumerado.

El Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos ha lamentado que “estamos ante una cultura y una manera de pensar donde no cuentan ni la persona humana, ni su dignidad, ni el bien común, y eso es lo que entraña el aborto”, por ejemplo. El Cardenal Cañizares ha subrayado que aborto y crisis económica tienen las “mismas raíces culturales”.

Al respecto, el prelado valenciano ha apostado por “generar una cultura a favor de la vida, en la que los seres humanos con malformaciones no sean eliminados”. Así, ha abogado porque el aborto “desaparezca” de la mentalidad de todos, al igual que a “nadie se le ocurre hoy en día pedir que vuelva la esclavitud”.

“Nos avergonzaremos del aborto dentro de muy poco tiempo, lo que hay que hacer es cambiar la mentalidad y las legislaciones”, ha aseverado.

Durante su conferencia se ha referido en sucesivas ocasiones a la urgencia de una “nueva evangelización”, como si fuera “la primera vez”, y hacer lo que hicieron los Apóstoles: “salir a la calle a buscar a los hombres”. En este sentido, ha manifestado que esta nueva evangelización “no es volver” a un régimen de cristiandad, sino que esta tarea hay que hacerla en las condiciones de libertad religiosa y con un “ardor nuevo”.

“El mundo necesita a Jesucristo y no podemos quedarnos impasibles, nos piden ayuda”, ha aseverado. Como “no podemos cambiar la economía, damos lo único que tenemos y que puede cambiar los corazones de los hombres, a Jesucristo”.

Asimismo, el Cardenal ha valorado el pontificado del Papa Benedicto XVI, “cuyo ‘leit motiv’ es la primacía de Dios: solo Dios”. Cuestión que contrasta en un mundo en el que “Dios no cuenta para nada, esto es la secularización y el laicismo, que confía más en sí mismo que en Dios”.

Igualmente, el Cardenal ha apuntado que en la nueva evangelización, hay que huir de un “Evangelio aguado”. “¡Cómo no va a tener aristas un crucificado, alguien que dice bienaventurados los pobres, quien dice déjalo todo y sígueme…!”, ha exclamado.

Por este motivo, el prelado ha asegurado que la nueva evangelización “depende de los fieles cristianos laicos”, a los que ha exhortado a participar de un “apostolado individual, asociado y público”. El Cardenal Cañizares no ha dudado en señalar la “necesidad de la presencia de los católicos en la vida pública” y ha recordado el documento de la Conferencia Episcopal Española sobre este tema de hace varios años.

“Muchos cristianos no quieren engrosar la ‘cofradía de los ausentes’”, como ha ironizado para reclamar la presencia de los cristianos en el ámbito político, social, científico, económico o cultural, entre muchos otros.

Especialmente, ha hecho hincapié en el mundo de la cultura. “Desde hace años el mundo se juega en la cultura, más que en la economía”, ha informado. El Cardenal ha aducido que es un mundo en el que “Dios no cuenta, la verdad no cuenta, la Naturaleza no cuenta, un mundo marcado por el relativismo”. Al respecto, ha animado a hacerse presentes en este ámbito.

“UNA IGLESIA DE SÍES”

El Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos también ha insistido en que “la Iglesia no son ‘noes’, sino ‘síes’ al hombre, a la vida, a la familia, al matrimonio y a la sexualidad”. Precisamente, “todo lo contrario a cómo se la presenta” en determinados ámbitos.

“Jesucristo es el gran sí de Dios a la humanidad, al que debemos presentar”, ha concluido el Cardenal Cañizares, antes de formular la importancia de una “reiniciación de la formación de los cristianos”.

El purpurado ha fijado también su atención, al final de su intervención, en la “centralidad” de la Eucaristía, algo que ha encarecido vivamente, tanto a los sacerdotes como a los laicos.

El curso sobre pensamiento cristiano ha dado comienzo con la ponencia ‘Qué pide un político del siglo XXI a la Iglesia Católica’, a cargo de Rafael Ripoll, Secretario Autonómico de Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana.

En su intervención, Ripoll ha manifestado que “los tiempos están dando la respuesta: la iglesia está más que nunca cerca de la sociedad y es evidente que entre el núcleo familiar y la acción solidaria de la propia Iglesia está suponiendo un resorte importantísimo para cientos y miles de españoles a la hora de hacer frente a esta situación de crisis socioeconómica”.

En este mismo sentido no ha querido olvidar que “antes y después de la crisis va a haber siempre la necesidad de ayudar al más desfavorecido, al discapacitado, al empobrecido, en definitiva siempre hay esa necesidad de prestar ese auxilio y si hay una primera necesidad de las administraciones públicas es estar al lado de estas personas”. Asimismo, “la Iglesia es un elemento fundamental por su experiencia, por su humanismo, y porque independientemente de las crisis siempre: antes, ahora y después ha estado ahí”, ha añadido.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.