Cambios en la dirección de RTVE en Cantabria

0
303

El Proyecto Citizen llegó hace varios meses a Moncloa, concretamente a finales abril. Se trata de un informe avalado por expertos, entre los que se encuentra Santiago Miralles, miembro fundador del programa y ex Director General de CCRTV Interactiva (empresa dependiente de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals), que propone entre otras cosas reducir la plantilla de los actuales 6.500 trabajadores a 4.500.

Con el nombramiento de Leopoldo González-Echenique como nuevo director general de RTVE, este proyecto se impulsará. La repercusión en Cantabria será doble: Por un lado entra dentro de lo previsible que los directores regionales de Radio nacional y de TVE sean relevados, ya que ambos fueron nombrados por el equipo del gobierno de Rodríguez Zapatero. Además, con ese recorte previsto de personal, entra dentro de las previsiones una reducción del personal de la delegación de RTVE en Santander, que cuenta con una instalaciones amplias en la zona del polígono industrial de Raos-Parayas.

Es más, la posible fusión de RTVE con la agencia EFE, que tiene todo el sentido tanto profesional como económico, significará unificar sedes y reducir los costes realmente elevados de mantener tanto personal para unas emisiones tanto de radio como de televisión. Los cambios pueden ser importantes y también el ahorro en costes que no se jusitfican para una programación tan reducida.

El Proyecto Citizen lleva varios meses en Moncloa, pero es ahora que la CRTVE ya tiene nuevo presidente cuando podrían tenerse en cuenta algunas de sus directrices. La más chocante es la de aplicar un recorte de 2.000 trabajadores, y má teniendo en cuenta que en 2008 se aplicó un ERE en el que salieron de la casa 4.000 profesionales.

También se propone reducir directivos y que el organigrama sea visible y transparente. Se contempla que el Consejo Directivo pase de los 23 miembros actuales, según el informe, a 7. El resto del equipo directivo pasaría de 290 a 100 personas.

Por otra parte, se insiste en la idea propuesta por el PP de fusionar la CRTVE con la agencia EFE, con el fin de optimizar los servicios informativos públicos. Así como establecer una única sede para RTVE, un proyecto que marcó el mandato de Luis Fernández pero que nunca llegó a materializarse.

A lo largo de 75 páginas, habla de la integración de servicios, de unificar redacciones y propone externalizar funciones no estratégicas como la Asesoría Jurídica. El fin del Proyecto Citizen es convertir a la CRTVE/EFE en una empresa audiovisual de referencia en Europa, una especie de BBC a la española. El nuevo presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique, ya cuenta con este informe y de él dependerá su aplicación.