EL MONASTERIO DE SANTO TORIBIO DE LIÉBANA INICIARÁ, EN ABRIL, UN PERIÓDO JUBILAR, AL CUMPLIRSE 500 AÑOS DE LA BULA QUE PERMITIÓ LA CELEBRACION DE AÑOS SANTOS

0
391
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

El obispo de Santander, Mons. Vicente Jiménez, ha presentado hoy los
actos para conmemorar los 500 años de la concesión de la Bula del Papa Julio
II que posibilitó, desde 1512, la celebración de Años Jubilares en el Monasterio
cántabro de Santo Toribio de Liébana, donde se alberga la reliquia del Lignum
Crucis, el mayor fragmento de la Cruz de Cristo que se conserva en el mundo.

[youtube id=”76LJBs13g04″ width=”600″ height=”350″]

El prelado, acompañado del Vicario General de la Diócesis, P. Manuel Herrero,
anunció que el próximo domingo, 15 de abril, se inaugurara un período en el que
podrá ganarse el jubileo en el monasterio lebaniego de Santo Toribio y que se
extenderá hasta el 14 de septiembre, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz.

Mons. Jiménez, aclaró que no se abrirá la Puerta del Perdón, pues no se trata de
un Año Santo, pero subrayó que el evento de los 500 años de la conmemoración
jubilar lebaniega, “será un tiempo de gracia para la Diócesis”, ya que Roma
ha concedido que con motivo de este aniversario, los fieles puedan ganar la
Indulgencia plenaria.

La misa que inaugurará este período jubilar, se celebrará el próximo domingo 15
de abril, a las cinco y media de la tarde, en el monasterio de Santo Toribio, donde
se alberga el Lignum Crucias que guarda una comunidad de padres franciscanos.
A la celebración acudirán los obispos de Oviedo, León y Astorga, diócesis que
junto a la de Santander, forman la Provincia Eclesiástica.

En el acto de hoy también se presentó ante la Prensa el cartel que anuncia esta conmemoración jubilar, que llevará por lema, “La Cruz, signo de Vida”.

La imagen ha sido obra del dibujante e ilustrador cántabro, José Ramón Sánchez y representa, en un primer plano, la reliquia del Lignum Crucis sobre un fondo con los picos nevados de la sierra lebaniega de los Picos de Europa. En la base, el cartel muestra una imagen de un cáliz “para recordar la relación de amor que existe entre la Cruz del Señor y la Eucaristía”, explicó el P. Manuel Herrero; hacia este cáliz camina un grupo de peregrinos “para impregnarse del amor de Jesucristo”, precisó.

Carta Pastoral

El acto de hoy, sirvió también para presentar una Carta pastoral que ha escrito el
obispo de Santander y que ha titulado, “La Cruz, signo de Amor” que es el lema
que presidirá los actos que se celebren entre abril y septiembre próximos, tiempo
en el que se extenderá el período jubilar.

Mons. Jiménez en su Carta destaca la importancia de la reliquia del Lignum
Crucis, que fue traído por Santo Toribio de Astorga al monasterio lebaniego en
el siglo VIII para proteger la reliquia de la invasión árabe. Además, subrayó que
Liébana, junto a Jerusalén, Roma y Santiago de Compostela, son los tres lugares
del mundo donde se gana el jubileo, y recordó que aunque la Bula del Papa Julio
II se concedió en 1512, “hay constancia de que el jubileo se celebraba ya desde
tiempo inmemorial en este lugar”.

Mons. Jiménez destacó que este monasterio había sido punto de peregrinaciones
y un foco cultural porque aquí se escribieron los Comentarios del Apocalipsis del
Beato de Liébana. Este libro fue miniado después en distintos monasterios entre
losa siglos IX y XIII, “y todo ello ligado al Lignum Crucis”.

En la Carta pastoral Mons. Jiménez indica que en esta conmemoración jubilar
lebaniega “hay también una llamada al testimonio de la caridad y del amor a
los más pobres y necesitados, porque hay que tener en cuenta a los que sufren o
pasan necesidades económicas o problemas en estos momentos”.

Mons. Jiménez añadió que esta conmemoración “será un gran acontecimiento de
gracia y de renovación cristiana que servirá además para prepararnos al Año de la
Fe que celebrará la Iglesia universal a partir del próximo mes de octubre”.

Comisión organizativa

Por su parte, el Vicario General de la Diócesis, P. Manuel Herrero, indicó que
para preparar este evento jubilar, se creó una Comisión para perfilar toda la
programación. La primera decisión fue la de restaurar el relicario que alberga el
Lignum Crucis, trabajos artesanales que se efectuaron entre diciembre y enero
pasados en un taller de Valencia.

Asimismo, se ha elaborado un programa de actividades culturales mediante
conferencias de tipo espiritual y cultural, y está previsto que al final de este
período se presente una memoria que recoja todos los acontecimientos vividos
durante esta conmemoración.

Además, durante estos meses, se fomentarán las peregrinaciones al monasterio
lebaniego y también podrán lucrarse de la Indulgencia plenaria las personas
que sigan, a través de la radio o de la televisión, la misa de apertura de la
conmemoración jubilar lebaniega, que se celebrará el domingo 15 de abril,
Segundo Domingo de Pascua.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.