EL OBISPO DE SANTANDER EXHORTA A LOS CÁNTABROS A LA AUSTERIDAD Y A LA SOLIDARIDAD CON MOTIVO DEL INICIO, MAÑANA, DE LA CUARESMA

0
199
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

El Obispo de Santander, Mons. Vicente Jiménez presidirá mañana, a las ocho, en
la Catedral, la tradicional Misa del Miércoles de Ceniza, durante la cual se impondrá
la ceniza a todos los fieles. Con esta jornada, la Iglesia inicia el ciclo litúrgico de la
cuaresma, “un tiempo favorable para la conversión del corazón y para la práctica más
intensa de las tres recomendaciones evangélicas: la oración, el ayuno y la limosna”, ha
destacado el obispo de Santander, Mons. Vicente Jiménez.

En la Misa de mañana, después del Evangelio y de la homilía, se bendice y se impone la
ceniza hecha, según la tradición, de los ramos de olivo y de otros árboles, y bendecidos
en el año precedente. La Iglesia universal recuerda que este Miércoles, es día de ayuno
y de abstinencia para los fieles católicos.

Con motivo del inicio de la cuaresma, Mons. Jiménez, ha presentado una Carta Pastoral
titulada, “Solidaridad y austeridad ante la Cuaresma”. En su contenido recuerda que este
año se celebra este tiempo litúrgico de la Cuaresma “en el contexto de una grave crisis
económica y financiera, que tiene profundas raíces éticas”.

La Iglesia -agrega- “tiene el deber de hacer una llamada a la responsabilidad, a la
solidaridad, al bien común y a la austeridad, y a poner en el centro de la solución a las
personas que más padecen las consecuencias de la crisis”.

Mons. Jiménez precisa que “no corresponde a la Iglesia proponer soluciones técnicas
a la crisis, pero sí debe aportar iluminación” al presente panorama social “con el
Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia y actuar con hechos concretos, como lo está
haciendo”.

Campaña solidaria a los parados

En su Carta Mons. Jiménez recuerda que en Cantabria se ha rebasado la línea de
los 50.000 parados, por ello realiza un llamamiento “a la responsabilidad y a la

solidaridad”. En esta línea destaca que la Diócesis mantiene activa una Campaña a favor
de los parados que gestiona Cáritas y que se puso en marcha coincidiendo con la Fiesta
del trabajo del 1 de mayo del año 2010.

La campaña propone, a modo de gesto solidario, invitar a que se destine mensualmente,
el salario de un día, para colaborar con un fondo económico que está siendo destinado
a la atención de los parados, a través de Cáritas. Además, tiene también por objeto
socorrer a las personas afectadas por esta situación social, sobre todo a los que se
encuentran en el llamado estado de vulnerabilidad.

Además, esta campaña forma parte de una de las acciones de la Programación pastoral
diocesana de la Iglesia cántabra.

Mons. Jiménez ha precisado en su Carta pastoral que “la respuesta hasta ahora no es
suficiente; por eso hago una llamada a la responsabilidad y a la solidaridad”.

Esta iniciativa trata de fomentar “un gesto educativo, testimonial y significativo para
solidarizarnos con nuestros hermanos que están en paro”, cuyo número aumenta cada
día más, y en el caso de Cantabria se ha rebasado la línea de los 50.000 parados.

Por otro lado, Mons. Jiménez recuerda el comienzo esta semana de la Campaña “Gesto
de Cuaresma Solidario” de Cáritas, que desde hace más de diez años se desarrolla con
éxito en la Diócesis. Consiste en la distribución en las parroquias cántabras de pequeñas
huchas cúbicas de cartón para que los fieles las lleven a sus casas y depositen en su
interior ayudas económicas con el fin de reunir fondos para sufragar cuatro proyectos de
desarrollo, liderados por misioneros cántabros en distintos continentes del mundo.

Las huchas de cuaresma presentan, por cada lado, imágenes alusivas a los proyectos con
los que se colabora cada año. Con los donativos económicos depositados en su interior,
fruto de sencillas privaciones domésticas, son devueltas por las familias a sus parroquias
en la jornada del Jueves Santo, en el que la Iglesia celebra el “Día del Amor fraterno”.

Mons. Jiménez destacó que este gesto es “una gozosa y solidaria experiencia” que todos
los años se desarrolla en la Diócesis con el lema: “Ayuna, Comparte y Ora”. Mediante
las “Huchas de Cuaresma”, las parroquias, comunidades religiosas, familias y fieles
laicos “viven el espíritu cuaresmal”, indicó el obispo cántabro.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.