Mons. JIMÉNEZ INICIA, ESTE DOMINGO, UNA VISITA PASTORAL DE CUATRO MESES, A LAS COMARCAS DEL VALLE DEL ASÓN

0
191
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

El obispo de Santander, Mons. Vicente Jiménez, iniciará este domingo día 10, una Visita Pastoral por toda la comarca del Asón que se extenderá durante los próximos cuatro meses, tiempo en el que pasará por las 77 parroquias que alberga el Arciprestazgo de la Bien Aparecida, cuyo arcipreste es el párroco de Riva, Ruesga, Matienzo y Ogarrio, José Vicente González Urraca.

La apertura de la visita, la quinta que Mons. Jiménez emprende desde que fue designado obispo de Santander en septiembre de 2007, se celebrará el domingo, a las seis y media de la tarde, en el santuario de la Bien Aparecida, mediante una misa solemne en la que estarán presentes los sacerdotes y religiosos que atienden pastoralmente ese arciprestazgo. Asimismo se encontrarán numerosos fieles y miembros de las comunidades parroquiales de toda la comarca que serán acogidos en el santuario por la comunidad de los padres Trinitarios que regentan este lugar de espiritualidad.

Las visitas del prelado incluirán, entre otras actividades, encuentros con las comunidades pastorales de las parroquias, asociaciones; colegios, ayuntamientos, cementerios, residencias de ancianos, centros de trabajo y fábricas, así como visitas a enfermos en sus propias casas. Por este motivo Mons. Jiménez tendrá ocasión de estar “cercano con las personas más pobres, los ancianos y los enfermos”, dijo.

Además, con motivo de este periplo que concluirá el 10 de julio en La Bien Aparecida, Mons. Jiménez dijo a los diocesanos de la comarca del Asón que “voy a visitaros en el nombre del Señor y como Sucesor de los Apóstoles; para conocer de cerca los pueblos y las gentes que vivís en esa zona de nuestra Diócesis que atraviesa el río Asón y que se extiende por el valle de Soba y también por el valle burgalés de Mena”.

Mons. Jiménez recordó que el centro espiritual de esta comarca es el Santuario de La Bien Aparecida, “nuestra Madre y Reina, que da nombre al Arciprestazgo”, matizó. Este área diocesana está integrada por 77 parroquias distribuidas en una superficie de 733,60 km2 y una población de 18.622 habitantes.

El prelado cántabro destacó que la visita pastoral es una de las formas confirmadas por los siglos de experiencia, con la que el obispo mantiene contactos personales con el clero y con los otros miembros del pueblo de Dios. Es “una oportunidad -añadió- para reanimar las energías de los agentes evangelizadores, felicitarlos, animarlos y consolarlos”. Durante su recorrido el obispo invitará “a todos los fieles a la renovación de la propia vida cristiana, y a una acción apostólica más intensa”.

Calendario de las Visitas

Mons. Jiménez visitará entre el 12 de abril y el 9 de mayo la realidad del Valle de Mena, territorio que, aunque se halla en la provincia de Burgos pertenece, sin embargo, a la Diócesis de Santander. Entre el 11 y el 26 de mayo se hará presente en los pueblos del valle de Ruesga, Udalla, Marrón, Limpias, Arredondo, Valle y Ramales de la Victoria.

En junio visitará la Junta de Voto, Ampuero, Rasines y Ojebar, así como Gibaja y Ruesga, y entre el 5 y el 8 de julio se hará presente en las parroquias y pueblos del valle de Soba. Además durante su estancia administrará a grupos de jóvenes el sacramento de la Confirmación en Limpias (15 de mayo); Ramales (17 junio) y en Ogarrio de Ruesga, en la jornada del 19 de junio.

Mons. Jiménez explicó que los actos programados tendrán como finalidad “el anuncio abundante” de la Palabra de Dios y la celebración festiva de la Eucaristía y de otros sacramentos. Igualmente con su estancia pretende dar “testimonio de la caridad” y conocer de una manera directa la pastoral de las parroquias, comunidades religiosas “y de cuantos colaboran más directamente en distintas tareas de la misión de la Iglesia”.

Ante el inicio de esta quinta Visita Pastoral, Mons. Jiménez ha “pedido a Dios que bendiga los frutos de esta visita y los encuentros que vamos a celebrar juntos, para crecer en la fe, vivir la caridad y dar razón de la esperanza a todo el que nos la pida”.

Además ha deseado “poner la Visita Pastoral bajo la protección de la Virgen María en la advocación entrañable de La Bien Aparecida, tan querida y venerada en nuestra tierra, para que vivamos estos días como un tiempo de gracia y momento de renovación cristiana personal y comunitaria”, precisó.

Sentido de la Visita Pastoral

La Visita Pastoral es una de las formas confirmadas por los siglos de experiencia, mediante la cual el obispo mantiene contactos personales con el clero y con los otros miembros del pueblo de Dios. Es una oportunidad para “reanimar las energías de los agentes evangelizadores, felicitarlos, animarlos y consolarlos. Y es también la ocasión para invitar a todos los fieles a la renovación de la propia vida cristiana y a una acción apostólica más intensa”, precisó Mons. Jiménez.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.